PROSIGUEN PROTESTAS EN BARÉIN

0
416
Bahrain, 22 February 2011.

Manama, 1 mar (PL) Miles de manifestantes, en su mayoría musulmanes chiitas bahrainíes, continuaron hoy las protestas en esta capital en demanda de cambios políticos, al considerar insuficiente la oferta de diálogo de la casa real sunnita Al Khalifa.

Los opositores se movilizaron en distintos lugares de Manama, incluida la céntrica plaza de La Perla, donde acamparon el 14 de febrero cuando iniciaron las acciones a favor de una modernización de la monarquía y del sistema político en esta isla del Golfo Pérsico.

Además de la plaza, devenida símbolo de la resistencia, los activistas bloquearon el acceso a la sede de la Asamblea Nacional, el parlamento bahrainí, y se agruparon frente al Ministerio del Interior, en cuyo edificio está la jefatura de las fuerzas de seguridad.

Igualmente, las protestas de este martes prevén repetir la concentración frente a las oficinas centrales de la televisión estatal para denunciar la manipulación informativa a favor del Gobierno.

Los inconformes reiteraron su exigencia de que dimita el Ejecutivo, se instaure un sistema de elecciones democráticas parlamentarias y se redacte una nueva Carta Magna para formalizar el régimen de monarquía constitucional que permita escoger por voto popular al primer ministro.

Algunos, aunque en menor número, portaron pancartas con mensajes contrarios al rey y le reprocharon su insistencia en proponer el diálogo -que consideran poco serio y sin garantías-, al tiempo que ignora los llamados destinados a recortarle poderes.

Las concentraciones criticaron también el enfoque del debate sobre la crisis nacional en la cámara alta de la Asamblea Nacional, cuyos 40 miembros son designados por el monarca sunnita Hamad bin Isa al-Khalifa y tienen poder para bloquear leyes adoptadas en la cámara baja.

El partido El-Wefaq, el principal de la oposición chiita, retiró a sus 18 diputados del Legislativo a raíz de la represión gubernamental contra los manifestantes, y debido a que prevalece la marginación política y social de las personas de esa confesión.

Según datos de la oposición, al menos ocho personas murieron y cientos resultaron heridas en los primeros días de las protestas por agresiones del Ejército y las fuerzas policiales contra los chiitas, que constituyen el 70 por ciento de la población.

Líderes de El-Wefaq recordaron que los chiitas se quejan de que el gobierno los excluye de trabajos, servicios médicos y otras oportunidades, e incluso recluta a sunnitas de otros países árabes-musulmanes para la policía, el Ejército y otros puestos.

mv/ucl

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor