Addis Abeba, 3 mar (PL) Medio centenar de muertos causó la pasada semana la crisis política que enfrenta a los autoproclamados presidentes de Costa de Marfil, Alassane Ouattara y Laurent Gbagbo.

La misión de las Naciones Unidas en el país informó sobre la cifra de víctimas de los disturbios que estremecen a Abiyán, capital económica.

Según analistas, los marfileños sufren la fractura del aparato institucional, mientras que la violencia gana más espacio en la disputa desatada tras las elecciones del pasado 28 de noviembre, respecto a las cuales los dos rivales se pronunciaron como triunfadores.

Medios de prensa reportaron que este jueves la policía de Costa de Marfil mató a seis mujeres durante una manifestación en apoyo a Ouattara cerca de Abiyán, aunque varios testimonios cifraron en 10 las asesinadas cuando fuerzas leales a Gbagbo balearon la demostración.

Miembros de las Fuerzas de Seguridad y Defensa también causaron varios heridos al disparar contra centenares de marfileñas reunidas en el barrio de Abobo, donde la mayoría respalda a Ouattara.

Gbagbo decretó el pasado lunes la prolongación del toque de queda en dos distritos de Abiyán, donde aumenta el empleo de la violencia entre partidarios de ambos rivales políticos.

La imposición de la medida -según el comunicado oficial leído en el canal público RTI- «fue establecido en barrios de Abobo y de Anyama, en el norte de Abiyán, de las 21:00 a las 06:00 hora local hasta el próximo jueves en la mañana».

Esta medida restrictiva estuvo vigente durante el pasado fin de semana en toda la mitad sur del país, controlado por las Fuerzas de Seguridad y Defensa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor