LIBIA |  09:32 –  VIERNES 04/03/2011 
Decenas de partidarios y adversarios del líder libio Muamar Gadafi se enfrentaron hoy en la Plaza Verde de Trípoli, informó un testigo a la AFP.

Manifestantes pro y anti Gadafi combatieron a mano limpia cerca de la plaza Verde de Trípoli, no lejos de la plaza de los Mártires, indicó a la AFP por teléfono un testigo.

Según él, las fuerzas del orden tenían cercado el sector, aunque no intervinieron, disparando únicamente al aire.

Además, un periodista de la AFP vio en la plaza Verde un centenar de personas pro Gadafi manifestando su apoyo al “Guía de la revolución”, y una quincena más, igualmente favorables al régimen, en la plaza de Argelia.

Mientras tanto, la agencia Reuters informó hoy sobre varios centenares de opositores a Gadafi que salieron de una mezquita luego de las plegarias para manifestarse en el distrito Tajoura, en Trípoli, gritando: “Gaddafi es el enemigo de Dios”. 

No había señales sobre la presencia de fuerzas de seguridad, pero milicias leales a Gadafi armadas con rifles Kalashnikov mantenían puestos de control en la zona y contaban con tanques blindados. 

“Este es el fin para Gaddafi. Se terminó. Los cuarenta años de crímenes se terminaron”, dijo Faragha Salim, un ingeniero presente en la protesta, reportó Reuters.

Trípoli es el principal bastión de Gadafi luego de que grandes porciones del país se liberaron de su mandato. 

La protesta en la capital contradice la imagen que quieren transmitir las autoridades de una ciudad en calma. 

Restricciones a la prensa

En Zawiyah, una localidad a 50 kilómetros al oeste de Trípoli que se encuentra en manos de la oposición, testigos dijeron que fuerzas pro-Gaddafi atacaron posiciones rebeldes para intentar evitar que los residentes asistan a las plegarias de hoy. 

Las autoridades también intentaron impedir que los medios extranjeros reporten independientemente sobre las protestas en la capital. 

Guardias de seguridad interceptaron a periodistas, incluyendo reporteros de Reuters, cuando salían de su hotel para dirigirse a vecindarios de la ciudad, donde se anticipan protestas en contra de Gadafi. 

Funcionarios luego les permitieron salir del hotel pero solo si subían a ómnibus con conductores del Gobierno que los llevarían a lugares seleccionados por ellos mismos.

Una revuelta contra el mandato de cuatro décadas de Gadafi ha dejado al este del país y a varias localidades en otras zonas bajo el control de los rebeldes. 

El presidente enfrenta una condena internacional por los centenares de muertos en la represión desatada contra el levantamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor