PUCHUNCAVÍ: PROTESTA EN ESCUELA

0
620

Más de 60 personas llegaron hoy hasta la escuela de La Greda, para manifestar a viva voz su indignación por lo que consideran una irresponsabilidad mortal, al autorizar la instalación de nuevas industrias en una zona que, desde hace años, viene sufriendo los efectos de las emisiones contaminantes.

La paciencia se acabó cuando, el lunes y casi por casualidad, se conoció el resultado de un preinforme de la Secretaría Regional Ministerial de Salud, donde se señala que, en las dependencias del establecimiento educacional, existen altas concentraciones de arsénico y cobre, contaminantes dañinos para los 150 niños que asisten a clases día a día.

Dentro del la escuela se realizaría hoy una reunión a la que asistió la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez; el alcalde de Puchuncaví, Agustín Valencia; otras autoridades de Educación y Salud, además de miembros de la comunidad escolar, sin que se incluyera en ella a los vecinos del sector, quienes consideran que lo descubierto en la escuela debe también afectar a todo el sector La Greda.

El encuentro tenía por fin analizar las acciones para aislar a los alumnos de la escuela de esta peligrosa exposición tóxica, pero no se consideraba una conversación respecto a la situación que viven las más de 800 familias que habitan la zona.

De ahí el enojo de los manifestantes, expresado por medio de pancartas, en las que se leían leyendas como “Si sacan la escuela, nos sacan a todos” y otras en las que increpaban al alcalde Valencia porque, a su juicio, había “vendido la salud de la comuna”, al firmar una acuerdo que suponía dar cabida a la instalación de la planta termoeléctrica Campiche, que tras su aprobación ambiental, ya empezó a construirse.

A la llegada del jefe comunal, los ánimos se enardecieron, a tal punto que debió ingresar a la reunión con resguardo policial, acción a la que siguió la ubicación de cinco carabineros para evitar cualquier intento por entrar al recinto.

En medio de lo gritos, Valentina Rojas, integrante del Consejo Ecológico de Puchuncaví y Las Ventanas, declaró a “El Observador” que “lo que quiere la autoridad es cerrar el colegio, pero ésa no es la solución”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor