EJÉRCITO DE BAHRÉIN REPRIME PROTESTAS POPULARES CON ARMAMENTO DE GUERRA

0
150
La monarquía del Reino de Bahréin reprimió violentamente este miércoles las protestas pro democráticas que se presentan en el país desde hace varias semanas, con la colaboración de tropas militares extranjeras provenientes de Gobiernos aliados y otras monarquías del Medio oriente, causando la muerte de al menos siete personas.
En los ataques perpetrados este miércoles al menos siete personas murieron y cientos resultaron heridas, luego que el Ejército reprimiera con tanques, helicópteros, cañones de agua, gases lacrimógenos y disparos a manifestantes reunidos en la plaza La Perla, ubicada en el centro de la ciudad capital de Manama.
Las fuerzas armadas asaltaron también el hospital Salmaniya, centro que durante los dos últimos días atendía a un centenar de manifestantes heridos. Para repeler el ataque militar, el personal del hospital y numerosos manifestantes habían formado un escudo humano alrededor de la clínica.
Medios locales reseñaron que la milicia también arrasó un campamento instalado por los manifestantes en el centro de Manama y luego cerraron algunas de las principales calles de la capital. Las instituciones educativas y la Bolsa también permanecieron cerradas, mientras en algunos barrios dejaron de funcionar las comunicaciones telefónicas.
Las arremetidas dejaron columnas de humo negro en la ciudad. Medios internacionales reseñaron que la policía local contó con el apoyo de fuerzas militares de las monarquías vecinas del Golfo Pérsico.
La gente fue atacada mientras estaba durmiendo, no se tomaron precauciones”, dijo Maryama Alkawaka, del Centro de Derechos Humanos de Bahréin. El diputado opositor Ibrahim Mattar denunció la desaparición de al menos 60 personas. Recientemente, el ministro de Sanidad, Faysal al Hammer, dimitió en protesta por la represión llevada a cabo contra los manifestantes en la plaza de La Perla.
Los manifestantes, de mayoría chiíta, exigen reformas democráticas y mayores libertades al Reino controlado por los sunitas.
Estado de emergencia
El Ejército ha justificado su despliegue como medida para “preservar la seguridad de los ciudadanos y los residentes” y ha pedido a la población abstenerse de participar en las concentraciones. También anunció un toque de queda en varias áreas de la capital, sólo dos días después de que el Rey, Hamad bin Issa al Jalifa, decretara estado de excepción por tres meses y solicitara apoyo militar a otras naciones.
Ante ello, Arabia Saudita envió mil soldados para apoyar la monarquía y sofocar la revuelta, mientras Emiratos Árabes Unidos enviará unos 500 policías. Adicionalmente, en Barhéin se encuentra, desde 1995, la Quinta Flota de EEUU, responsable de todas las operaciones navales estadounidenses en el Golfo Pérsico, Mar Rojo, Mar Arábigo y la costa Este de África hasta Kenia.
A pesar de las violaciones de derechos humanos, hasta la fecha, la Casa Blanca no ha condenado la entrada de tropas extranjeras ni la represión contra civiles.
Esta revuelta popular, que nació influenciada por las manifestaciones en Túnez y Egipto, cuenta con una participación sin precedentes en este país, un archipiélago con una superficie de tan solo 727 kilómetros cuadrados en el que viven poco más de un millón de personas.
teleSUR-AFP-Reuters-BBC-Al Jazeera/mr – FC

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor