El Cairo, 31 mar (EFE).- Al menos 109 personas han muerto en la represión de las protestas políticas que estallaron el pasado 18 de marzo para exigir la introducción de reformas democráticas en Siria, según anunciaron hoy dos ONG sirias.

En un comunicado, la Organización Nacional para los Derechos Humanos y el Centro Damasco para los Estudios Teóricos y los Derechos Humanos aseguraron que publicarán una lista con los nombres de los muertos y los detenidos, así como las causas de su muerte y los lugares donde perecieron.
Además, las ONG, que subrayan que la violencia de las fuerzas de seguridad está siendo premeditada, condenan «las detenciones arbitrarias, el secuestro de cadáveres y heridos y el amedrentamiento de los ciudadanos» por parte de los cuerpos de seguridad.
En relación con las declaraciones de los responsables sirios y con el discurso emitido ayer por el presidente sirio Bachar al Asad, que acusó a «conspiradores» de incitar las protestas, las dos organizaciones han mostrado su extrañeza por el comportamiento de las autoridades sirias, que «ignoran las exigencias legítimas de reformas a pesar de que las reconocen haciendo promesas».
En su discurso de ayer dirigido a la nación, Al Asad habló de «una gran conspiración» contra Siria, mientras que subrayó la necesidad de introducir reformas, y hoy se ha constituido una comisión para estudiar la posibilidad de derogar de la ley de emergencia, impuesta desde 1963.
Las ONG condenan, además, el trato «inhumano e ilegal» contra los manifestantes y hacen hincapié en que «lo que está ocurriendo en Siria constituye una clara y directa violación de los derechos y las libertades de la mayoría del pueblo sirio».
En este sentido, exigen «la formación de una comisión nacional independiente compuesta por personas cualificadas para que rindan cuentas y sean criminalizados quienes hayan cometido crímenes contra los manifestantes en Deraa y el resto de ciudades sirias».
Hoy, uno de los grupos participantes en las manifestaciones, identificado como «La revolución siria de 2011», denunció la muerte de una persona ayer durante la represión de una manifestación en la ciudad de Latakia, en el norte del país, después del discurso dirigido por Al Asad a la nación.
Asimismo, este grupo instó a todos los sirios a manifestarse mañana tras la oración del mediodía en todas las ciudades del país para exigir reformas democráticas, en lo que los opositores han bautizado como el «Viernes de los mártires».
El pasado 15 de marzo estallaron unas protestas para exigir reformas democráticas en varias ciudades del país, que prendieron con especial intensidad en Deraa (sur) y que fueron duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor