Pekín, 31 mar (EFE).- Una protesta por un conflicto de tierras en el suroeste de China, en la que participaron 2.000 personas y que intentó ser dispersada por 1.500 policías, acabó con unos 50 heridos por enfrentamientos violentos entre las dos partes, informó hoy el diario “South China Morning Post”.

Unos 30 manifestantes y 20 policías resultaron heridos durante las protestas en el distrito de Suijiang (provincia suroccidental de Yunnan), causadas por el desacuerdo de los vecinos con la indemnización que las autoridades les ofrecen por dejar la zona con el fin de ampliar la central hidroeléctrica de Xiangjiaba.

La policía incluso desplegó tanquetas, a las que los manifestantes arrojaron ladrillos.

Los vecinos se quejan de la corrupción del gobierno local, que sólo les ha prometido un yuan (15 centavos de dólar) por cada metro cuadrado de sus casas (2.000 veces menos que el precio de las nuevas casas que se les han ofrecido).

La central hidroeléctrica de Xiangjiaba se encuentra en el curso alto del río Yangtsé, el más largo de Asia, y para su ampliación se ha ordenado el desalojo de 100.000 personas, denunció el Centro para los Derechos Humanos y la Democracia, con sede en Hong Kong. 



Fotografía: Archivo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor