Lunes 11 abril 2011. Pescadores artesanales de Quellón paralizaron cerca de 30 embarcaciones en rechazo al proyecto que les exigirá utilizar sistemas de posicionamiento global (GPS).

Cerca de 1 millón de pesos por el equipo posicionador y 100 mil pesos mensuales por la señal deberán pagar los pescadores artesanales que laboran en las costas locales, si se aprueba en el Congreso un nuevo cuerpo legal que busca regular la extracción de recursos marinos.
El representante de los pescadores artesanales de Quellón, Alberto Millaquén, destacó que se encuentra paralizada la actividad pesquera en la Isla Maillén, Ancud y Quellón, en rechazo a un costo que consideró muy elevado.

Fuente: Radio Bio Bio

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor