Lunes 08 agosto 2011. Los masas israelíes salieron a protestar por tercer sábado consecutivo exigiendo al Gobierno de Binyamin Netanyahu mejorar su condiciones de vida.
Los organizadores recalcaron que la magnitud de las concentraciones, especialmente la de Tel Aviv, debe obligar “al Gobierno a sensibilizarse con las demandas que hace la sociedad y que afectan al 90% de la población”. En todos los lugares, las consignas más coreadas fueron “El pueblo exige justicia social” y “Una generación completa exige un futuro”. Los manifestantes reclaman por el alto costo de los alimentos y de la vivienda, es decir contra el plan hambreador con que el viejo Estado israelí pretende descargar la crisis sobre el pueblo.
Este lunes , los ancianos desfilaron por las calles de la ciudad para exigir una actualización de sus ingresos y un recorte en los costos farmacéuticos y de artículos de primera necesidad.
Las jubilaciones más bajas en Israel son de 410 dólares mensuales, el menor nivel de toda el área de los países de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa.
Asimismo, el Ministerio de Finanzas confirmó hoy un nuevo incremento de las tarifas eléctricas en un 10 por ciento, lo que fue rechazado por los “indignados” israelíes.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor