Martes 27 de Septiembre de 2011. El parlamento griego aprobó hoy en forma urgente un nuevo impuesto inmobiliario extraordinario y que permitirá al gerenciamiento de Papandreou superar un importante obstáculo en su intento por reducir el déficit público y evitar la quiebra.
El impuesto prevé que cada griego que posea una casa o departamento pague en promedio cuatro euros por metro cuadrado anuales al Estado.
El impuesto extraordinario, que estará vigente el tiempo que dure el programa de ahorro exigido por imperialismo europeo y estadounidense (Unión Europea, Banco Central Europeo y el FMI), provocó una ola de protestas en Grecia, donde, según fuentes oficiales, más del 70% de los habitantes son propietarios. Además será cobrado a través de la factura de electricidad para que sea más fácil para el viejo Estado burgués recaudarlo.
Alrededor de 3.000 personas se manifestaron frente al Parlamento contra la política de ahorro y hubo algunos enfrentamientos con la policía. Conductores de buses y trabajadores del metro iniciaron un paro contra las medidas hambreadoras y los recaudadores de impuestos comenzaron una huelga de 48 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor