Sábado 01 octubre 2011. Durante la mañana de este jueves, cerca de 50 pobladores representantes del comité de allegados Mi Casa es un Derecho de la comuna de Chiguayante, llegaron hasta las oficinas de la Compañía General de Electricidad de Concepción, en protesta por el cobro repentino de $9 millones por la instalación de alumbrado público en el sector donde se construyen sus casas.

Con pancartas y velas en mano los representantes de las 94 familias del comité de allegados de Chiguayante, se instalaron dentro de las oficinas de la CGE, controlada por las familias  Marín Correa, Pérez Cruz y Hornauer, para conseguir una reunión con los ejecutivos y así obtener alguna respuesta.

Los pobladores acusan que tras cuatro años de lucha por el subsidio, lograron juntar el dinero para sus casas propias y hace tan sólo 3 meses se les comunicó que debían pagar los $9 millones para tener luz.
“Estamos llamando la atención por que nos quieren cobrar por nuestras nuevas casas. Primero eran nueve millones y no estamos dispuestos a pagar este costo, luego se nos rebajó a $7 millones, pero la situación es que no tenemos para pagar esa suma y además es injusto”, señaló Johana Arroyo, una de las manifestantes.
“La CGE no quiere instalarnos la luz si no pagamos pronto los $7 millones, hace apenas dos semanas que la misma empresa constructora nos señaló que debíamos pagar esas cantidad para tener electricidad, de lo contrario nos entregarían las casas en diciembre y sin luz”, manifestó la vecina.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor