3 de Octubre de 2011. El descontento de los estadounidenses es contra la crisis y contra una industria financiera que recibió rescates sin precedentes con el dinero de los contribuyentes mientras causaba daño a una economía en la que el desempleo sigue por encima del 9 por ciento.
La protesta se inició en  Manhattan  el 17 de septiembre cuando centenares de personas acamparon en el parque Zuccotti, en una protesta que llaman “Occupy Wall Street”, cuyo objetivo es ocupar Wall Street  durante meses.
Un tema común de los que convocan, especialmente en internet, es que “se escuche la voz del 99 por ciento del país y no la del 1 por ciento que sigue enriqueciéndose”.
Las manifestaciones con marchas y ocupaciones se intensificaron durante el fin de semana en ciudades como Los Angeles California, Raleigh Carolina del Norte, Albuquerque en Nuevo México, en Chicago y en Boston.
El lunes 1 de octubre, la policía de la ciudad de Nueva York se enfrentó a una masiva marcha que colapsó el Puente de Brooklyn y detuvo a más de 700 activistas por entorpecer la circulación. Algunas de las personas detenidas declararon que los agentes las habían engañado para que dejaran la acera.
El jueves próximo, en ocasión del décimo aniversario de la guerra en Afganistán, los manifestantes tratarán de hacer oír su voz a Barack Obama, culpable, a juicio de muchos de ellos, de haber traicionado las promesas de un cambio radical. Para ese día está prevista una sentada en Freedom Plaza, a mitad de camino entre la Casa Blanca y Capitol Hill.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor