Lunes 14 noviembre 2011. Un grupo de estudiantes decidió exigir educación gratuita encadenándose a las rejas del Colegio Santa María de Santiago Centro. Los estudiantes denuncian agresiones por parte de un grupo de esbirros contratados por el director.

Los jóvenes que habían sido desalojados hace dos semanas de la toma que mantenían, decidieron continuar manifestándose en apoyo al movimiento estudiantil, llegando cerca de las 13:00 hrs del pasado viernes al frontis del colegio en compañía de algunos apoderados democráticos que los apoyan.

“Mientras intentaban encadenarse, cerca de ocho guardias comenzaron a tirar piedras y botellas de vidrio a la gente que estaba fuera del colegio. Un tipo puso un extintor y los llenó de polvo y después de eso comenzaron a golpear con palos y a amenazar. Tiraban ladrillos completos a quien le cayeran. Te vamos a matar, te tengo identificado, decían”, relata Orlando Zamorano, miembro ejecutivo de la Coordinadora de Padres y Apoderados (Corpade).

Zamorano agrega que “de hecho, al verme tomando fotos, un tipo me hizo la señal de que me iba a cortar el cuello, mostró un cuchillo y después se lo guardó”.

Pablo Marina, estudiante de 4to Medio de ese colegio, señala que querían “demostrar que, aunque el director haya amenazado y expulsado a alumnos que estamos en la lucha, no vamos a parar. La lucha continúa, hoy el colegio es un fiel reflejo de la sociedad: un espacio donde se está lucrando con el derecho a estudiar, con mercenarios que nos golpean y amenazan”.

Según lo señalado por el estudiante, casi 20 alumnos han sido expulsados del Colegio o sufrido el cierre de su matrícula por haber participado en la toma. Aunque el director, José Horacio Parissi Morales-, según dice Marina “argumenta daño a la infraestructura o falta de respeto hacia las autoridades”, puntualiza.

Fuente: El Ciudadano

Fotografía: Imagen de los Esbirros

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor