@carlalgv en Twitter

Miércoles 14 diciembre 2011. Pobladores de Coronel llegaron el pasado 3 de diciembre hasta las afueras de la planta Termoeléctrica de Endesa Bocamina II en reclamo al daño que sus faenas produce en los pescadores artesanales de la zona y sobre la calidad de vida de los pobladores que deben soportar ruidos molestos.
Tras varios meses de intensas protestas, esta vez los pobladores decidieron incendiar las oficinas de la termoeléctrica imperialista, esperando que sus demandas fueran escuchadas.
Tras el incendio, los trabajadores del complejo energético se reunieron en una asamblea, en la que decidieron que paralizarán transitoriamente sus labores, debido a que el conflicto iría en una escalada que estaría a cercana a comprometer su integridad física.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor