Imagen #3 

Viernes 17 febrero 2012. Dos días de paralización realizaron los trabajadores portuarios agrupados en la Unión de Trabajadores Portuarios. Demandan la devolución de los dineros que el viejo estado les había arrebatado mediante un injusto impuesto a la renta y una jubilación superior a los 380 mil pesos y un seguro catástrofico.

Trabajadores del Puerto de Talcahuano denuncian que bajo el argumento de la reconstrucción, se traspasó dicho puerto a la familia Urenda (Grupo Agunsa), vinculada al ex senador UDI Beltrán Urenda Zegers y que además mantiene vínculos con la familia Solari (Falabella) en sus empresas. Los trabajadores de Talcahuano demandan además pensiones para quienes arrastran secuelas de accidentes laborales, indemnizaciones por despidos y capacitación para los más jóvenes

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor