Jueves 22 de marzo 2012. LISBOA.
Los trabajadores portugueses paralizaron trenes este jueves y gran parte del transporte público en Lisboa, además de cerrar puertos, en protesta por las “medidas de austeridad” y la reforma laboral impuesta como condición para un préstamo internacional por 78.000 millones de euros (103.000 millones de dólares).
“Ocupemos las calles, bloqueemos todo” es una de las consignas levantadas por los manifestantes, que dicen que las reformas suponen un paso atrás en los derechos laborales, incrementan el desempleo y recortan las indemnizaciones a los trabajadores, precarizando las condiciones de vida. También se movilizaron los estudiantes exigiendo mayor protección social.


                               fuente: efe

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor