Martes 10 abril 2012. Dimitris Christoulas, farmacéutico jubilado de 77 años, se quitó la vida en las cercanías del Parlamento burgués griego. El mismo parlamento servil que ha aprobado cargar los costos de la crisis económica que atraviesa ese país, sobre los hombros del pueblo griego.
Dejó una nota en la que explicaba que se rehusaba a buscar comida en la basura e impulsaba a los jóvenes a luchar contra los opresores: “El Gobierno de Tsolakoglou[1] ha aniquilado toda posibilidad de supervivencia para mí, que se basaba en una pensión muy digna que yo había pagado por mi cuenta sin ninguna ayuda del Estado durante 35 años. Y dado que mi avanzada edad no me permite reaccionar de otra forma (aunque si un compatriota griego cogiera un kalashnikov[2], yo le apoyaría), no veo otra solución que poner fin a mi vida de esta forma digna para no tener que terminar hurgando en los contenedores de basura para poder subsistir. Creo que los jóvenes sin futuro cogerán algún día las armas y colgarán a los traidores de este país en la plaza Syntagma, como los italianos hicieron con Mussolini en 1945″.
Su muerte generó la indignación del pueblo griego. Miles se manifestaron en Atenas y Salónica. Se convocó a una concentración bajo el lema “no nos acostumbremos a estas muertes“, la que concluyó con enfrentamientos entre encapuchados y las fuerzas antidisturbios. Varios manifestantes fueron detenidos. Este sábado 07 de abril fue enterrado por cientos de personas.
Las pensiones de jubilación se recortaron desde el 2010 en alrededor de un 15% y 20%. Además, los precios subieron una media de 10% en los últimos dos años y se incrementaron notablemente los impuestos -tanto directos como indirectos- y las tasas municipales. El número de suicidios aumentó de forma notable en los últimos tres años en Grecia, y los especialistas creen que es una consecuencia de la grave crisis económica que atraviesa el país.
Carta de la hija de Dimitris Christoulos
La nota manuscrita de mi padre no deja lugar a dudas. Él fue un activista de izquierdas durante toda su vida, un visionario desinteresado…
Este acto específico de su propio final es un acto político consciente, totalmente coherente con sus creencias y acciones durante su vida. En nuestro país, Grecia, están matando lo evidente.
Para algunos, para “los hijos rebeldes de la quimera”, en esta situación, el suicidio parece ser el acto obvio, no como una salida, sino como un grito despertando.
Por esta razón, esto (el suicidio) toma otro significado, el significado de aquella primera canción que cantamos juntos, en el concierto de nuestro querido Mikis (Theodorakis), en 1975, la canción que siempre cantamos en nuestras propias celebraciones y para nuestra propia muerte… Ve a dormir padre me estoy dirigiendo a mis hermanos y hermanas con tu voz.
Esta es la única cosa que soñaste para la juventud y creo que lo has conseguido. En el sitio en el que caíste hay una nota de un joven: “El nombre del muerto hoy es Democracia… Pero hay 11 millones que seguimos vivos y nuestro nombre es Resistencia”.


[1] Tsolakoglou fue un oficial del ejército griego que se convirtió en el Primer Ministro del gobierno colaboracionista, durante la ocupación de los imperialistas nazis en Grecia entre 1941 y 1942. Lo utiliza para referirse al actual gobierno entreguista de Lucas Papademos, ex funcionario del banco yanqui imperialista Goldman Sachs.
[2] Nombre con que se conoce al fusil de asalto AK 47

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor