Entrevista a miembro de comunidad Ramón Cheuquepán, de Bajo Malleco, novena región

…seguir luchando por más, más territorio”

La lucha del campesinado mapuche, principalmente pobre, por la tierra intenta ser presentada a través de los medios de comunicación burgueses como un problema exclusivo de la novena región. Con ello buscan ocultar el carácter de problema nacional que significa la explotación de materias primas, sobre la base de la mayor precarización de las condiciones de vida del pueblo. Este carácter propio de países semicoloniales como Chile que sobre una base semifeudal, expresada en la concentración de la propiedad de la tierra está presente dentro de todo el territorio nacional -con particularidades en la lucha que se da en la Araucanía-, es el capitalismo burocrático.
La reacción buscando aislar, enfrentando a las masas contra las masas, intenta ir aún más allá, señalando que sólo son algunas comunidades, algunos “mapuches”. Sin embargo, los que realmente son un puñado de miserables son quienes se han vendido a sus propios verdugos, no así la gran masa del campesinado pobre que se mantiene firme en su deseo de arrebatar la tierra a los terratenientes. Periódico El Pueblo conversó con el comunero Iván Cheuquepan de Bajo Malleco, estas fueron algunas de sus respuestas:
Ch: Nosotros queremos recuperar las tierras. Al norte de nuestra comunidad está la Mininco, al sur, al este y al oeste está la Arauco. La comunidad está al medio. Estamos rodeados.
EP: ¿Se están organizando para poder hacerlo?
Ch: Sí, nos estamos organizando, estamos en conversaciones también, ya que hay varias comunidades que están aprobadas. Hay una lista, nosotros estamos en el número 15, hay 15 comunidades más adelante que nosotros, esperando.
Nosotros queremos recuperar esas tierras. Como somos pueblos originarios, esas tierras nos pertenecen, y hay personas en la comunidad que no tienen tierra, viven de allegados, donde el papá, donde un tío.
EP: ¿Cuáles han sido las últimas acciones?
Ch: La toma de un predio, el fundo Los Perales que pertenecía a Mininco. Porque nosotros somos una comunidad que teníamos atrasada la personalidad jurídica y habíamos como 60 personas y tenían que firmar todos y no estaban todas las firmas. Entonces nosotros queríamos recuperar una comunidad nueva, y la Conadi no lo aceptaba, entonces, lo que queríamos es que vinieran a darnos una explicación. Sobre cómo lo podíamos hacer, de cómo recuperar esas tierras y no llegó nadie. Hicimos 2 tomas y no llegaron, sólo carabineros llegó.
EP: ¿Cuánta tierra tiene más o menos cada familia allá en su comunidad?
Ch: Por ejemplo, cada persona tiene 2 hectáreas, 3 hectáreas, y de esos son 4 hijos, 5 hijos. Por ejemplo, nosotros tenemos 5 hijos y mi papá tiene 3 hectáreas y tengo pura paja ahí, y salgo a trabajar afuera porque no tengo tierra. Nada, es muy chico, y a veces si uno siembra, ya le está quitando el pasto a los animales, y entonces, se siembra de a poquito no más.
Por eso, la gente se está yendo. Somos hartos, pero algunos se han ido a otras partes, Santiago, Collipulli, porque ya no encuentran en qué trabajar, las forestales ya no ocupan gente.
Hay un caballero que tiene como 300 hectáreas, el Galdames, y está el Julio Parra que tiene 60 hectáreas plantadas de eucaliptus, el otro caballero también tiene plantado. Tienen convenio con las forestales, y salen los productos y después siguen plantando más, entonces el beneficio para la comunidad es poquito, es nada. Ellos sacan el producto de las mismas tierras de nosotros y ellos tienen plata y nosotros no.
Yo pienso que los particulares están contentos con el tema mapuche, porque sus tierras no valen lo que les van a pagar a ellos. Allá tenemos un particular que dice que está bien, que ellos van a vender a mejor precio las tierras, y esto no va a terminar, las luchas van a seguir.
EP: Oiga, y con respecto a este nuevo plan del gobierno, que aparece también harto por la tele, la ADI, y que se supone que abarca a toda Ercilla. ¿Qué posición tienen?
Ch: Lo que pasa es que nosotros rechazamos la propuesta del gobierno, porque al final no es mucho lo que ayudan ellos. Ellos dicen vamos a ayudar, pero es poco, por ejemplo, habían como 8 puntos, y de ahí hay que elegir y la comunidad no lo acepta.
EP: Y ¿qué deben elegir?
Ch: Por ejemplo, había educación, recuperación de tierras y otras cosas que son puras cosas básicas. Porque en recuperar las tierras deberían ayudarnos porque el tema más fuerte es las tierras, deberían decir ya, tengan las tierras. Educación, educación pa los niños, le dan becas a los niños, al final es poca la ayuda.
Se conversó en la comunidad y no quieren. Quedaron como 8 comunidades no más, el resto todas lo rechazaron. Lo que busca la ADI es bajar la lucha. La otra ADI que se aplicó con fuerza fue en Ralco, cuando estaba todo este conflicto en Ralco ahí también.
EP: Y ¿en qué consiste lo que hace el PRODESAL?
Ch: PRODESAL trabaja con INDAP, y el INDAP entrega alambres, mallas, todo eso, y en veces es harto lo que hay que cerrar y es poco lo que se entrega. Quedamos adentro y otras veces quedamos afuera de los proyectos. Y ahora llevamos como dos años y no hemos recibido casi nada.
La represión
La represión es grande, porque por ejemplo, aquí en Collipulli un carabinero a usted lo ve en la noche y lo agarra. El otro día agarraron a un mapuche aquí en Collipulli, porque andaban en la noche, y carabineros dijo: “Ah, ustedes son mapuches hue´on, se van pa’ dentro”, y allá en Angol, allá quedaron detenidos, entonces no, así no se puede, mucha represión de parte del gobierno. La otra vez yo andaba en la noche, hará como medio año y salimos 4 personas, en el juzgado ahí al frente, entonces, nos asaltaron. Me quitaron el teléfono, me quitaron 30 lucas y carabineros estaba mirando, había una carabinera que salió a mirar, porque había boche ahí.
EP: ¿Eran tres contra 4?
Se pusieron a pelear, habían 2 hombres y dos mujeres, entonces nosotros, y las mujeres más lo que gritaban pa ver que, como que los estaban asaltando a ellos. Y como carabineros estaba más allá, uno no puede hacer nada contra las mujeres, y yo le entregué, le entregué el teléfono, las 30 lucas y salieron arrancando y yo dije “vamos a carabineros, total estaban mirando”, y fuimos y nos dejaron a nosotros, pasamos toda la noche ahí.
EP: ¿Y los formalizaron al otro día?
Sí, por estado de ebriedad y desorden, y había que pagar una multa y yo me sorprendí y no la pagué. Pasamos toda la noche ahí, y pa allá pal campo carabineros se ganan en las comunidades…
EP: Incluso, imagínese que el tema de pelear con título de merced, ya es poco, es poco porque el título de merced, en el fondo fue que llega el ejército chileno, hace un par de años atrás, cien años, quita las tierras y después les entregan este título de merced, “vivan aquí”, en esta pequeña reducción, y eso es el título de merced nomás.
Ch: Ese es el título de merced. Es lo mínimo lo que reclaman, lo mínimo.
EP: Y ni siquiera eso lo respetan. Imagínese, cómo una persona va a ser dueño de tantas hectáreas, y una persona que más encima, generalmente son extranjeros, y tanta gente junta en una comunidad que no tiene tierra y otro desgraciado ahí con una cantidad de tierras, llenándose los bolsillos de plata.
Ch: No, nosotros vamos a luchar siquiera por lo mínimo que es recuperar la comunidad y de ahí seguir luchando por más, más territorio.
Entrevista realizada a principios de este año. 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor