Más de 50 mil manifestantes marcharon en Atenas, en la primera huelga general contra el gobierno del 2013 en Grecia. Las masas de trabajadores públicos y privados, pensionados desempleados y hasta amas de casa, gritaban consignas como: “¡Ladrones, ladrones!”, “¡Basta!” y “¡Nos están matando!”, entre otras.
La protesta apuntaba los recortes al gasto social, las pensiones, salarios y servicios públicos; los despidos injustificados de trabajadores y los aumentos de impuestos y medidas fiscales, así como el traspaso de todo ese dinero hacia los bancos.
Las fuerzas represivas interrumpieron la movilización e intentaron dispersarla con gases lacrimógenos. Los manifestantes respondieron con piedras y bombas incendiarias.
Las protestas se extendieron a Heraclión, en la sureña isla de Creta, donde los manifestantes que volcaron una patrulla policial.
Igualmente, en Salónica, las masas atacaron la unidad móvil de un equipo de televisión y rompieron las ventanas de la fachada de varias tiendas de lujo.
Medios locales reportan que mientras las protestas y el descontento popular se acrecienta en Grecia, el Gobierno insiste en imponer medidas antipopulares que consideran “sacarán al país de la crisis”, aunque los resultados son totalmente opuestos. Lo único que han conseguido es entregar el país a las potencias imperialistas como Alemania y Estados Unidos, que hoy son los dueños del descuartizado país que atraviesa su sexto año de recesión y se hunde en una deuda impagable.

1 COMENTARIO

  1. en Grecia se están dando las condiciones perfectas para la Guerra Popular esperemos que el KOE apure con la organización de las masas trabajadoras griegas .

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor