Santiago, 25 de febrero de 2013. 

La muerte del dirigente sindical, Juan Pablo Jiménez Garrido, ocurrida el jueves pasado a eso de las 3:30 de la tarde, en las dependencias de la empresa donde trabajaba,  producto de un balazo en la cabeza es un hecho muy grave y denunciable. Aún no se tiene certeza de dónde provino la bala que dio muerte a Juan Pablo, pero sin duda fueron terceros. La familia, compañeros de trabajo y quienes lo conocían han culpado a la empresa contratista de Chilectra, Azeta, porque él había encabezado una negociación colectiva el año pasado y además estaba pronto a presentar una denuncia por malas condiciones de seguridad de los trabajadores.

El esclarecimiento de los hechos es una necesidad, pero debemos tener presente que la justicia tiene carácter de clase: burgués y terrateniente. Y por eso, nada nos garantiza que eso ocurra.

Ante la poca información que ha dado la prensa burguesa  nuestro ánimo por difundir, denunciar y exigir el esclarecimiento de estos hechos es un deber. También es un deber de los trabajadores alcanzar una mayor unidad de clase  y forjar alianza con el campesinado pobre chileno y mapuche.

A Juan Pablo Jiménez Garrido se le recordará con nuevas luchas y mayor organización clasista.

A continución reproducimos el Comunicado Público sobre su muerte.

 

COMUNICADO PÚBLICO

El día de ayer, 21 de febrero, alrededor de las 15:30 horas, al término de su turno de trabajo, fue encontrado sin vida el compañero Juan Pablo Jiménez Garrido. El era presidente del sindicato N° 1 de la empresa Ingeniería Eléctrica AZETA, y presidente de la Federación de Trabajadores de AZETA.

El fue visto por compañeros de trabajo sentado en una banca, al interior de la empresa, justo a la salida de la oficina de su jefatura, revisando documentación relacionada con la actividad sindical.

Minutos después, el trabajador Mario Gutiérrez, lo encontró sin vida, sentado en la misma banca donde había sido visto hace un momento. Un charco de sangre rodeaba el lugar.

El cuerpo fue trasladado a la Asociación Chilena de Seguridad, en la comuna de San Miguel, donde se confirmó el deceso y se constató que presentaba una fractura en el cráneo.

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones dispuso el examen de su cadáver por un médico criminalista del departamento de medicina de dicha institución.

Hoy, viernes 22 de febrero, se le practicó una autopsia en las dependencias del Servicio Médico Legal, determinándose que la muerte se produjo por un disparo de bala en la cabeza, el que le fue propinado al interior de la empresa, en el mismo lugar donde fue hallado.

Juan Pablo lideró un reñido proceso de negociación colectiva, que culminó en el mes de diciembre del año 2012, donde se votó la huelga por parte de los trabajadores, no arribando a acuerdo con la empresa.

Finalmente, la asamblea sindical decidió acogerse a lo dispuesto por el artículo 369 del Código del Trabajo, lo que molestó a los dueños de la empresa, porque significa repetir la negociación colectiva en el plazo de un año.

Además, el dirigente había presentado numerosas denuncias por abuso laboral y por condiciones deficientes de seguridad en el trabajo, en contra de AZETA. Cabe destacar que en el mes de junio del año 2012, falleció Richard Trincado, trabajador de la empresa, en un accidente laboral.

En los últimos días, las diferencias entre el sindicato y la empresa se habían agudizado, producto del cuestionamiento de los trabajadores al tipo de arnés de seguridad que se les quiso imponer.

Se debe considerar que se trata de trabajadores sub contratistas de la empresa Chilectra, encargados de reponer el servicio eléctrico, y que desarrollan sus labores en condiciones de alta peligrosidad.

¿Quién era Juan Pablo?

Juan Pablo tenía 34 años de edad, estaba casado y tiene dos hijos.

Participaba activamente del movimiento sindical, se autodefinía como un combatiente de la clase obrera y se identificaba con un sindicalismo clasista, democrático y de base, en el que no cabe la corrupción ni el acomodo.

Además, formaba parte de la Radio Popular Enrique Torres, que funciona en poblaciones de la comuna de La Granja.

Sus compañeros de lucha, y sus amigos, convocamos a todas las organizaciones sindicales, sociales, estudiantiles y políticas a reunirse en las afueras de la empresa AZETA, ubicada en Isabel Riquelme con la calle Carmen, en la comuna de San Joaquín, esta noche a las 21:00 horas, para realizar una velatón, exigiendo el inmediato esclarecimiento de los hechos, que se investigue lo sucedido y se castigue a los responsables de este brutal crimen.

Sus funerales se realizarán mañana sábado 23 de febrero, a partir de las 15:00 horas, en el Cementerio El Prado, ubicado en el Paradero 24 de Avenida La Florida.

Juan Pablo fue asesinado al interior de la empresa, al término de su jornada de trabajo, y sin que la gerencia de AZETA pueda explicar lo sucedido…

Exigimos verdad y justicia.

 

 

Fotos del Funeral del dirigente sindical. TRINCHERA DE LA IMAGEN

Foto de Barricada a las afueras de la empresa Azeta el día viernes en la noche. TRINCHERA DE LA IMAGEN

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor