Estocolmo, 25 de mayo 2013
Fuente: correovermello-noticias

Continúan por tercer día consecutivo enfrentamientos entre jovenes manifestantes y fuerzas represivas. Se reportan graves incidentes en varios distritos perifericos de la capital sueca.
Los manifestantes también atacaron la comisaría del distrito de Jakobsberg, que quedó prácticamente destrozada, y un centro comercial.  
Los incidentes comenzaron la noche del domingo en el distrito de Husby, al oeste de Estocolmo, donde tres días antes un inmigrante afectado de sus capacidades mentales murió por disparos de la policía en su departamento.
De acuerdo el reporte de la policía, el hombre habría encerrado contra su voluntad a su compañera, a quien amenazó de muerte con una hacha, por lo que los vecinos pidieron ayuda a unos agentes de la policía, quienes aseguraron haber disparado en defensa propia.
Pese que las autoridades se comprometieron a investigar a profundidad el incidente, jóvenes inmigrantes llamaron a su comunidad a manifestarse en contra del “asesinato” y en defensa de sus garantías individuales, desatándose los enfrentamientos y disturbios posteriores.
Al menos 160 automóviles fueron incendiados en Husby.
El reporte de The Local destaca que las manifestaciones están relacionadas con los malos tratos de la policía contra los inmigrantes, ya que al dirigirse a ellos suelen insultarlos y llamarlos como “negros”, “ratas” o “monos”, incluidos niños, mujeres y ancianos.
“Hay frustración en Husby y corre el riesgo de que la espiral de violencia se salga control. La gente quiere soluciones a largo plazo para los problemas sociales en lugar de una presencia mayor de la policía”, subrayó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor