Desde el 31 de mayo que las calles de Turquía se encuentran llenas de masas en protesta contra el viejo Estado y su gobierno fascista.

Las masas enfurecidas gritan una y otra vez ¡Abajo el régimen fascista!, ¡hombro con hombro contra el fascismo! ¡Fuera Tayyip Erdogan! (primer ministro).

La razón de las protestas es que el viejo Estado turco está descargando sobre las espaldas de las masas el peso de la crisis, traspasando las riquezas a la gran burguesía y al imperialismo yanqui, mientras que las masas ven cada vez más recortados sus derechos.

Los analistas del imperialismo ya comienzan a hablar de la posibilidad de una “primavera turca”, donde las protestas se extiendan como en Túnez o Egipto. sin embargo, la situación en Turquía es distinta. En la actualidad, la lucha de clases en Turquía tiene mucha mayor perspectiva que un alzamiento de masas que logre derrocar a un gobierno, tiene en perspectiva derrocar en viejo Estado.

La diferencia radica en que en Turquía el proletariado y el pueblo cuentan con su Partido Comunista (TKP/ML) y con su Ejército Obrero-Campesino (TIKKO). Por lo que el alzamiento popular debe servir como un nuevo impulso a la guerra popular que los comunistas dirigen en Turquía.

 En la Plaza Taksim y otras localidades militantes del TKP/ML y del TIKKO, actuando conjuntamente han dirigido acciones de masas y ataques a las fuerzas represivas.

En estos días, a 40 años del asesinato de Ibrahim Kaypakkaya por los esbirros de la reacción, las masas turcas se alzan para gritar ¡Kaypakkaya inmortal!

Comunistas en la histórica Plaza Taksim

¡La rebelión se justifica!

¡Fuera Erdogan!

Represión fascista turca al servicio del imperialismo yanqui

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor