¡Viva la lucha de los campesinos de Colombia!


 
En Colombia está ocurriendo algo que puede ocurrir en todo Latinoamérica y África, una revuelta campesina. El capitalismo burocrático insertado en naciones atrasadas, hace que el nivel de explotación de los campesinos sea muy fuerte, por lo cual su respuesta y su lucha también sean muy fuertes. Las masas campesinas de Colombia tomaron conciencia de esto y se organizaron para detener el agro, es decir ellos tomaron el control y la decisión de detener la producción. El problema agrario es un tema que en las naciones sub desarrolladas aún no está resuelto y es por ello la necesidad de la lucha campesina.
El pasado lunes 19 de agosto, se inicia en Colombia, el paro agrario, los campesinos y pequeños productores cansados de los bajos precios de sus productos, además del alto costo del combustible y los fertilizantes, sumado a que no reciben un buen apoyo económico del Estado, y realizando una férrea critica a los tratados de libre comercio,  salieron a las calles a protestar, desde un inicio utilizando la violencia revolucionaria. 13 Departamentos en paro, la mayoría de los caminos tomados, protestas callejeras en la mayoría de las grandes ciudades y más de 5 muertos, son las consecuencias de la lucha de clases en el campo, la consecuencia de la explotación campesina por los grandes terratenientes con sus grandes extensiones de tierra, y el viejo Estado con su inmensa represión.
La lucha no se detiene y se intensifica, continúa sumando gente, sumando adherentes, se vuelve cada vez más radical y es por ello que la reacción, en este caso el continuador del para-presidente fascista Uribe, el fascista de Juan Manuel Santos decretó toque de queda y militarización de Bogotá, para intentar contener a las masas y oponer al pueblo con el pueblo.
 

La lucha por la tierra y las demandas campesinas continúa en Colombia, a pesar de la horrible represión ejercida por el gobierno del fascista Santos, los campesinos se siguen levantando en lucha contra el viejo Estado, y cada vez más las masas siguen apoyando, sacando la cara por el campesinado en Latinoamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor