Lunes 27.10.2014
Traducción: Gran Marcha Hacia el Comunismo

El compañero Cleomar, Coordinador de la Liga de los Campesinos Pobres de Norte de Minas y Bahía, fue cobardemente asesinado el miércoles 22 de octubre de 2014, tras atravesar la «puerta de piedra», una de las primeras del camino para llegar al Área Revolucionaria Unidos con Deus Venceremos, donde el compañero vivía, trabajaba y luchaba por el pedazo de tierra junto con otros compañeros.
Su cuerpo fue encontrado perforado por arma de fuego, de acuerdo con las primeras informaciones de su compañera que estaba bastante emocionada.
Estamos enviando este comunicado a todos los que apoyan y siguen la lucha por la tierra, para que se manifiesten para repudiar aún más este crimen del latifundio y de este Estado podrido y asesino, mientras los compañeros de la Liga de los Campesinos Pobres del Norte de Minas recogen todas las informaciones y preparan una honrosa despedida a este mártir de la lucha del pueblo.
Llamamos a todos quienes (a pesar de la distancia) puedan estar presentes en las despedidas al compañero, para que lo hagan.
Cleomar era humilde, dedicado y responsable, trabajador, combativo, inteligente, paciente, perspicaz, politizado. Marido y padre ejemplar, respetuoso y sereno.
Cleomar no cesó de recibir amenazas de muerte, que no se cansó de denunciar a las autoridades, sin que se tomara medida alguna.
El plan de asesinato del compañero Cleomar repite el de otros centenares de emboscadas contra campesinos en lucha por la tierra: en una puerta donde el compañero tenía que parar; y después de una audiencia del Ministerio Público [Fiscalía General], el día 9 de octubre, donde el compañero reclamó las carreteras cerradas por el latifundio, el agua de los pocos pozos artesianos prometidos y bloqueados por el CDR municipal, la expropiación y la entrega de las tierras que ocupaba por el INCRA, tierras que ya estaban expropiadas cuando él y las familias entraron en ellas, pero cuyo proceso había vuelto a empezar desde cero, también como millares en este país en los últimos años. Cleomar denunció en esta audiencia en la propia cara de los latifundistas las amenazas contra él, llamó a la unidad de los campesinos, vazanteiros [pueblos de agua y de la tierra de cultivo, asentados en las riberas de ríos, lagunas y mar del Brasil], pescadores y quilombolas [descendientes de esclavos africanos que viven en comunidades remanentes] contra el latifundio para conquistar la tierra.
Cleomar ayudó a hacer el reparto popular en decenas de zonas. Cleoamar organizó la producción de miel por un grupo colectivo e imaginen la felicidad que experimentó cuando vio “su” miel ayudando a los presos políticos en Río de Janeiro… Cleomar había participado a comienzos de año en el Congreso de la Asociación Internacional de Abogados del Pueblo, y su interés por las luchas de otros pueblos era contagiante. Cleomar no quería sólo la tierra, no, ¡Cleomar quería el poder para la alianza obrero-campesina!
¡Levantemos bien alto el nombre, la conciencia y la lucha del compañero Cleomar, mártir de nuestro pueblo!
¡Dolor y rebelión, odio y venganza ! Contra los asesinos y responsables por el asesinato del compañero. Los primeros, los latifundistas y pistoleros ; los segundos, ese Estado y sus administradores o candidatos a administradores, oportunistas, canallas; esos dos candidatos que están ahí podrían haber evitado la muerte del compañero, si hiciesen al menos un uno por ciento de lo que dice esa constitución brasileña de… Cleomar ya estaba asqueado de ir a audiencias al INCRA y ver la cara lavada con que el administrador local mentía, ironizaba y liaba.
Dolor y rebelión, odio, venganza. ¡Exigimos justicia !
¡Honor y gloria a los mártires de nuestro pueblo !
¡Viva la lucha por la tierra ! ¡Viva la Revolución Agraria !
¡Compañero Cleomar, Presente en la lucha !

Comisión Nacional de las Ligas de los Campesinos Pobres
Belo Horizonte, 23 de Octubre 2014

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor