Se congregaron en Plaza Italia exigiendo al gobierno la gratuidad universal, el fin de los créditos educacionales y la condonación de la deuda de más de un millón de estudiantes con que miles de ellos están endeudados.

La marcha fue convocada por el movimiento Deuda Educativa y la Confech,  y se desarrolló este domingo en Santiago, Valparaíso, Temuco y Concepción. Al llamado también se unió el nuevo movimiento “No pago” que propone dejar de cancelar los créditos en masa y la ACES, en representación de los secundarios.

La solución parche y deficitaria que creara Lagos durante su gestión que genera el endeudamiento para estudiar, mal llamado crédito con aval del estado, es el conflicto que une a los jóvenes que hoy domingo en Santiago marcharon por la Alameda.

Este crédito que legitima el robo usurero de los bancos a los estudiantes, recién está manifestando sus reales alcances, pues está demostrando que con el cartel de que el aval sería el estado, busca empobrecer a los estudiantes con créditos millonarios que se ven obligados a pagar incluso si aún no han terminado de estudiar o no están ejerciendo, sumando intereses y multas.

El estado por su parte, delega una vez más la responsabilidad de entregar una educación gratuita y de calidad para todos, en estas entidades poco éticas como los son los bancos, que ven en los estudiantes pobres y clase media una manera de lucrar, con el sueño de la educación superior.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor