Reproducimos noticia de Radio Universidad de Chile:

El juez Mario Carroza determinó someter a proceso a Jorge Rivas Arancibia, alias “Miguel”, ex agente de la CNI por el delito de homicidio calificado de dos jóvenes que fueron asesinados luego que Arancibia infiltrara grupos de izquierda del sector poniente, e instigara a estos jóvenes a realizar una acción que terminó siendo una “ratonera”, en la cual fueron ultimados por la central de inteligencia.

Por el delito de homicidio calificado fue sometido a proceso el ex agente de la Central Nacional de Informaciones (CNI) Jorge Enrique Rivas Arancibia, por el juez Mario Carroza, en el marco del asesinato de dos jóvenes en un supuesto enfrentamiento con las fuerzas de seguridad de la Dictadura cívico-militar en 1989.

Rivas Arancibia, alias “Miguel”, infiltró a una serie de organizaciones sociales de izquierda en el sector poniente de Santiago, alegando ser encargado zonal del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), logrando “reclutar jóvenes con el fin de integrarlos al denominado “Comando Resistencia’ y quien proveía de armas e impartía instrucción militar”, se lee en el auto de procesamiento.

El agente de la CNI, de esta manera, se ganó la confianza de varios jóvenes, a quienes les señalaba que ellos eran los verdaderos miristas; no obstante, muchos de quienes se reunían con alias “Miguel” llegaron a la convicción de que era un agente de seguridad, por lo que rápidamente se descolgaron de la agrupación que lideraba.

Sin embargo, dos jóvenes identificados como Eric Enrique Rodríguez Hinojosa e Iván Palacios Guardia continuaron al alero de Rivas Arancibia, y el 18 de abril de 1989 este les encomendó que realizarán una acción contra unas torres de alta tensión en el sector de las calles San Pablo con Radal, momento en el cual fueron interceptados por funcionarios de la CNI siendo abatido Iván Palacios y dejando herido a Eric Rodríguez, quien falleció posteriormente el 4 de septiembre en la Asistencia Pública.

La CNI procedió a aparentar la ocurrencia de un enfrentamiento para justificar la muerte de Palacios y las heridas graves de Rodríguez, que posteriormente le causaron la muerte, hechos que fueron avalados por la Fiscalía Militar de la época.

El abogado querellante de este caso, Cristián Cruz, valoró la resolución tomada por el juez Carroza al mismo tiempo que fustigó a los altos mandos de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, institución a la que pertenecía Rivas Arancibia, a quienes sindicó como sus cómplices y protectores.

“Hemos hecho las presentaciones a las autoridades competentes respecto a esta situación, porque ya hace mucho quién era, efectivamente, “Miguel”, y para eso se solicitó información a Carabineros, y en términos simples o pedestres Carabineros la jugó ‘chueca’, por lo tanto claramente hay un motivo para desconfiar, máxime si él estaba en una empresa de seguridad y por esta vía era, entre comillas, fiscalizado, es decir tenía contacto con Carabineros”.

El abogado Cruz hizo énfasis en el hecho que fueron los propios organismos de seguridad de la Dictadura quienes crearon a estos grupos de los que formaron parte Eric Rodríguez e Iván Palacios, situación que es muy similar a los campesinos que eran pasados como guerrilleros de las FARC en Colombia, casos conocidos como los falsos positivos.

“No es que los organismos policiales descubrieron a un grupo, no ellos los crearon. Esto me recuerda la situación de los falsos positivos en Colombia, donde jóvenes campesinos son asesinados por militares para hacerlos pasar por guerrilleros, aquí ni eso. No es que se encontraron con unos jóvenes y los hicieron pasar por subversivos, sino que ellos crean este grupo para tener, entre comillas, un grupo subversivo al cual perseguir”.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Alicia Lira, quien presentó la querella en este caso, hizo énfasis en la labor llevada a cabo por el juez Carroza como parte de los magistrados que han manifestado su disposición a investigar y condenar a todos quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

Además, la dirigenta consideró “una buena señal” este procesamiento, considerando que desde las Fuerzas Armadas se mantienen los llamados pactos de silencio, y en el caso del Ejército de Chile, el comandante en jefe Humberto Oviedo, ha mantenido su negativa de entregar la nómina de los funcionarios activos que fueron parte de la CNI.

“También es un mensaje el que se haya procesado a este CNI, porque hay que recordar que el señor Oviedo sigue negando la entrega de los nombres de los CNI que tiene en las filas del Ejército y que no los despiden. Por lo tanto, esperamos que esto sea una buena señal porque igual vamos a seguir adelante con los procesos”.

Finalmente, el abogado Cruz señaló que seguirán los procedimientos judiciales regulares para terminar con una condena de prisión efectiva en contra de Jorge Rivas Arancibia “que ciertamente es lo que corresponde”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor