Miles de personas marcharon desde el centro de Santiago hasta el Cementerio General, para expresar su repudio a la Junta Militar Fascista y el legado de su gobierno antipopular y genocida. Legado que ha sido mantenido y resguardado en lo fundamental por los gobiernos de la Concertación hoy con pretendido disfraz de Nueva Mayoría.
Pero la mayoría del pueblo, reconoce ese plan común que ha significado para el pueblo: miseria de pensiones y de salarios, arremetida contra los derechos del pueblo a la educación, salud, vivienda. Represión a la lucha mapuche por la tierra.
Organizaciones políticas, organizaciones sociales de derechos humanos, que portaban carteles con los rostros de los asesinados por Pinochet y Colectivos culturales formaron parte de la marcha. La cual fue creciendo con las masas que se iban sumando a medida que se avanzaba. Desde un inicio se sentía el ambiente de rabia y protesta de esta marcha.
Al llegar a Recoleta se atacaron algunos bancos, que representan la avaricia y usura de la gran burguesía y del imperialismo.
Los asistentes denunciaban al gobierno y algunos a la dirección de la CUT, frente a la show de rapiña por cargos de esta última semana.

dscn9996

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor