A fortalecer las organización sindical para combatir la codiciosa maquinaria patronal

Con mucha alegría vimos como los trabajadores de Homecenter-Sodimac iniciaron una huelga legal por sus justas demandas salariales, buscaban un reajuste del 7% -dado el alza de precios acumulado en los costos básicos, que encarece la vida- y además, en razón de las inmensas ganancias del holding Bethia, controlador de Sodimac.

La patronal ofrecía solo un reajuste del 5%. A medida que avanzó, se fortaleció y se dio a conocer la huelga -a pesar del silencio de los medios burgueses para no incomodar a su financista-, la empresa como forma de presión, desmovilización y humillación, fue bajando el reajuste salarial, de un 5% a un 3,5% y luego a un 2%.

El gerente sumiso y títere del dinero, Eduardo Mizón, comenzó la estrategia de desmovilización con un ridículo video donde se llama a los trabajadores a volver a trabajar, hablando de una forma personalizada, para dividir la movilización y generar tensiones entre los trabajadores movilizados.

Se dejó a los hijos de los trabajadores movilizados sin Navidad, lo que fue enfrentado con una navidad popular organizada por otros sindicatos. Además, varias expresiones de solidaridad de clase se dieron en apoyo a los trabajadores de Homecenter. Incluso entre empresas que son competencia, como los trabajadores de las tiendas Easy.

En esta lucha, los trabajadores debieron enfrentar la represión por parte de la policía -que sabemos, actúa como guardias de la propiedad privada-. Debieron enfrentar la pasividad que ha tenido el sindicato por años y la falta de lucha hasta el final de los dirigentes. Un asesor sindical señaló a la prensa: “esta es más bien una crisis de un sindicato fomentado por la empresa”, “una crisis del sindicalismo amarillo”. Un Sindicato que no había tenido negociación colectiva reglada y que por 10 años firmó contratos con bajos beneficios, pero sin conflictos. Una taza de leche. Los trabajadores indican como responsable a José Luis Ortega, presidente del sindicato desde hace más de 22 años: Ortega fue candidato a concejal en las municipales de 2012 por la DC, evidenciando en donde están sus preocupaciones realmente.

Ortega cerró la movilización con un miserable reajuste de un 2% por sobre el IPC y un bono de término de conflicto de $200.000 por trabajador, es decir, menos del 5% que ofreció la empresa en un momento y menos que el reajuste del sector público de un 3,2%, y claro, los respectivos descuentos a los trabajadores por la huelga. Esto es claramente un golpe económico a los bolsillos de las familias y sus necesidades.

Sin embargo, las luchas educan, aunque sea de forma dolorosa. Para muchos trabajadores se evidenció el manejo reaccionario por parte de la empresa, sin pensar un segundo en los trabajadores y sus familias, aunque antes hablaban de la “familia Sodimac”. Todo lo contrario, las familias representaban números, que le sirven a la empresa para generar más riqueza a uno de los grupos más ricos del país como es el holding Bethia, dueños también de la señal de televisión Mega, y tiendas Falabella. Junto a participación en Latam, Colmena, Aguas Andinas, empresa agrícola Ancali entre otras. Inclusive, este grupo superó en el ranking de riqueza al grupo Luksic recientemente.

A pesar del duro golpe y la situación en que termina la huelga, la lucha de los trabajadores del Homecenter levantó el apoyo del pueblo, lo que se expresó en acciones de solidaridad de clase. La principal herramienta de los trabajadores es la organización y la lucha por sus demandas. Es tarea pendiente construir una fuerte organización sindical clasista y revolucionaria, que encarne las posiciones más avanzadas de estos trabajadores, que sintetice lecciones, una organización que sepa aprender y corregir los errores y denunciar a esta empresa tirana, haciendo propaganda de lo corrupto e inhumanos que son y reuniendo las fuerzas necesarias para levantar una nueva movilización más radical, fuerte y organizada.

Saludamos a los trabajadores que lucharon por sus justas demandas y hacemos un llamado a funar y no comprar en Sodimac.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor