Compartimos la denuncia que nos hicieron llegar. Imagen de portada es de archivo.

Alumnos, apoderados, docentes y asistentes de la educación de la Escuela Básica Miguel Huentelén, de la comuna Collipulli, dicen desarrollar las diferentes actividades educacionales entre ratones, parásitos y condiciones que se alejan de toda normativa.

Collipulli.8
Collipulli (punto rojo) – Región de la Araucanía

Denuncian que las autoridades no han tomado el peso al asunto y que producto de los oídos sordos ante los reclamos ya hay dos niños con hepatitis A, la cual se contagia por medio de saliva, flema, alimentos y agua con fecas.

1.jpg

Los afectados ya sabían que esta lamentable situación venía y solo era cosa de tiempo. La historia se remonta desde el año pasado, cuando padres y apoderados se tomaron el colegio para exigir condiciones básicas de higiene y aseo, tales como agua potable. En esa oportunidad, el Director del Hospital de Victoria, quien fuera desvinculado después, junto a otro médico de Temuco, afirmaron que de continuar las cosas como estaban, los niños sufrirían casos de hepatitis y otras enfermedades, lo que hoy se confirma.

IMG-20170605-WA0008

Falta de suministro de agua potable, hacinamiento en salas, carencia de un lugar adecuado para entregar la alimentación a los alumnos, fecas de ratones al interior de los microondas, parásitos en los baños, son la seguidilla de irregularidades que enumeran los padres.

IMG-20170605-WA0021.jpg

Piensan y declaran que, como se trata de una escuela rural, reciben ese indignante trato, donde “todo se oculta”, pero hoy ya están desesperados. El establecimiento tiene una matrícula que gira en torno a los 300 alumnos, pero no tiene las instalaciones necesarias para albergarlos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como medida para hacer frente a la “sobrepoblación” de alumnos, desarmaron el casino que tenían disponible y lo habilitaron como sala de clases, debiendo improvisar un lugar para entregar y calentar los alimentos.

IMG-20170605-WA0019.jpg

El año pasado se aprobó una solución “parche” para la escuela, un proyecto que prometía mejoras y reparaciones, pero nada mejoró.

IMG-20170605-WA0012

Uno de los problemas más importantes es la falta de agua potable durante toda la jornada escolar. Para el abastecimiento de agua, sólo cuentan con camiones aljibes que les llevan este vital elemento. Hay veces que el camión llega a las 10 de la mañana, sin que los niños puedan hacer cosas tan básicas como lavarse las manos o tirar la cadena del baño. Otras veces, el agua que se envía al colegio no alcanza hasta el fin de la jornada escolar.

Los padres también denuncian que el control de plagas de roedores venció el año pasado y que las autoridades están al tanto, pero nada hacen al respecto.

IMG-20170605-WA0014

En concreto, la comunidad exige a las autoridades que entreguen las condiciones necesarias para estudiar y trabajar en la Escuela, porque hoy día no existen. Hay padres que por iniciativa propia han dejado de mandar a sus hijos al colegio por temor al contagio de la hepatitis o de otra enfermedad. La salud de los niños y del resto de la comunidad educativa está en riesgo. Agua potable, alcantarillado, control de plagas, un lugar adecuado para manipular los alimentos, son algunos puntos del petitorio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algunos apoderados y dirigentes de comunidades mapuche del sector ya se reunieron con el director de la escuela este día lunes 5 de junio de 2017 para exigirle una solución y un plan urgente para abordar el contagio de los niños con hepatitis. Sin embargo, la respuesta de este pelele fue “no se alarmen tanto. Hay que ver primero si los contagios vienen de las casas o de la escuela. No es necesario comunicar estos casos a los demás apoderados”. Pero las imágenes son decidoras del estado en el que se encuentra la escuela.

También dijo que no había plata para hacerle exámenes a los niños. En tanto, la directora del Departamento de Educación de la Municipalidad de Collipulli ya está al tanto del asunto y aún no ha asomado la nariz por la escuela.

Los estudiantes, profesores, asistentes de la educación y apoderados ya están organizándose y preparando movilizaciones para que esta situación, que desbordó en el contagio de hepatitis de dos niños, se conozca y se mejoren realmente las condiciones de higiene, aseo y alimentación en la escuela.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor