La imagen de portada corresponde a un acto estudiantil en Córdoba realizado el 15 de agosto de 1918, donde los alumnos derribaron la estatua de Rafael García, un ex profesor tradicionalista.

La Reforma Universitaria de Córdoba en 1918

 “El régimen económico y político determinado por el predominio de las aristocracias coloniales -que en algunos países hispanoamericanos subiste todavía aunque en irreparable y progresiva disolución-, ha colocado por mucho tiempo a las universidades de América latina bajo la tutela de estas oligarquías y de su clientela. Convertida la enseñanza universitaria en un privilegio del dinero, sino de la casta, o por lo menos de una categoría social absolutamente ligada a los intereses de una o de otra, las universidades han tenido una tendencia inevitable a la burocratización académica. Era este un destino al cual no podían escapar ni aún bajo la influencia episódica de alguna personalidad de excepción”. 

(José Carlos Mariátegui, 7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana)

índice.jpg

La Reforma Universitaria se gestó el año 1918, cuando los estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) iniciaron una huelga universitaria en reclamo de profundas reformas, a raíz de la falta de democracia y el autoritarismo dentro de los planteles, la que se difundió rápidamente por todo el país y América Latina.

El gran movimiento estudiantil tuvo como principales demandas democratizar las universidades y romper con el antiguo régimen autoritario y represivo que existía aún en la educación superior. Los estudiantes no esperaron a que este cambio se produjera en base a componendas con las autoridades o por la lenta acumulación de fuerzas, sino que se lanzaron a las calles y a las universidades a exigir demandas democráticas, empleando el uso de la fuerza.

Las demandas que levantaron los estudiantes argentinos se resumen en:

  1. Cogobierno: Intervención de los estudiantes en el gobierno de las universidades.
  2. Cátedras libres: paralelas a las oficiales y con idénticos derechos que estas, las que estaban a cargo de enseñantes acreditados y capaces en la materia.
  3. Autonomía política, docente y administrativa

Para saber más, dirígete al siguiente enlace, donde se encuentra el manifiesto del movimiento por la reforma: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=37312909002

Pero esto no sólo se dió en Argentina, sino que se expandió por toda Latinoamérica durante la primera mitad  del siglo XX:

Por ejemplo, en México se defendió la participación de los estudiantes en  el gobierno de las universidades, además de la implementación de la docencia libre y la asistencia libre;

En Chile, los estudiantes exigían la autonomía de la universidad, entendida como institución de los alumnos, profesores y diplomados. Además, reforma al sistema mediante el establecimiento de la docencia libre y, por consiguiente, también se demandaba asistencia libre de los alumnos a las cátedras y en caso que hubiere dos maestros de una misma materia, los estudiantes podían optar libremente por el que ellos consideraran mejor. Se demandaba revisión de los métodos y contenidos de los estudios y, finalmente, abogaron también por vincular efectivamente la universidad con la vida social a través de la extensión universitaria.

reforma

En Cuba luchaban por una verdadera democracia universitaria, una verdadera renovación pedagógica y científica, como también por una verdadera popularización de la enseñanza. En Colombia se solicitó la organización de la universidad sobre bases de independencia, de participación de los estudiantes en su gobierno y de nuevos métodos de trabajo.

En Lima se pidió defensa de las autonomías de las universidades; participación de los estudiantes en la dirección y orientación de sus respectivas universidad o escuelas especiales; derecho de voto por los estudiantes en la elección de rectores de las universidades; renovación de los métodos pedagógicos; voto de honor de los estudiantes en la provisión de las cátedras; incorporación de la universidad de los valores extrauniversitarios; socialización de la cultura: universidades populares, etc.

Mariátegui nos habla de la Reforma Universitaria como el nuevo espíritu de los estudiantes latinoamericanos, que venía de una generación diferente, con otras perspectivas y anhelos más ambiciosos que la generación anterior. También plantea que la chispa de las reivindicaciones puede ser generada por cualquier cosa, pero queda a la sombra de la fuerza que verdaderamente las propaga y dirige, fuerza que no es más que una concepción ideológica y política sedienta de verdadera democracia, de una nueva política, una nueva economía y una nueva cultura. El contexto de cambios, la Primera Guerra Mundial imperialista, la gran Revolución Rusa de 1917 y los vicios del sistema educativo hicieron que la juventud universitaria sintiera la necesidad de realizar un hecho histórico, pues tenían una visión diferente de las generaciones anteriores y poseían nuevos ánimos para cambiar las cosas.

La Reforma Universitaria mostró el “nuevo espíritu” traído por la juventud y dio cuenta de la importancia de la democratización de un sistema atrasado, antidemocrático y represivo, en donde las oligarquías hacen y deshacen como lo que ocurre hasta nuestros días, con los ahora llamados “grandes empresarios” que no son otra cosa que grandes banqueros, grandes comerciantes, grandes especuladores, grandes latifundistas y grandes burócratas. Ya si sean gobernadas por holdings o por el Estado, la falta de democracia continúa, la represión se acrecienta y la necesidad de un cambio late en los corazones incontenibles de cientos de miles de estudiantes chilenos, latinoamericanos y del tercer mundo. Al igual como ocurrió con la Reforma, la situación en nuestro país es insostenible y los protagonistas lo saben, mientras cada año que transcurre se acrecienta la organización y lucha por una verdadera educación que sirva a los intereses de las masas populares-

Homenajeamos a los héroes de Córdoba y a todos aquellos que lucharon anónimamente, en Argentina y en toda Latinoamérica, por una democratización de las universidades como expresión del desarrollo de la conciencia en medio de la lucha de clases y la necesidad de cambiar de pies a cabeza la estructura educacional, la que no es más que un reflejo de la vieja economía y vieja política de las naciones oprimidas del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor