Los obreros crean la riqueza, es justo organizarse y luchar

Huelga del Sindicato de Trabajadores Guante Gacel

El Sindicato de Trabajadores de Guante Gacel agrupa a 354 obreros de la fábrica de zapatos. Llevan más de una década recibiendo el sueldo mínimo y a veces menos que eso, a pesar que cada día llegan a las 7 de la mañana a cumplir su jornada, algunos desde muy lejos (Peñaflor, Melipilla, etc.). Observan cómo la empresa crece y crece, expandiéndose incluso fuera del país, mientras sus salarios se reducen en la práctica, producto de la sostenida alza de los precios y el encarecimiento de la vida. La situación ya no da para más y decidieron irse a huelga, iniciándola el viernes 9 de junio.

Todos los días llegan muy temprano a “tarrear” y lo hacen con gran entusiasmo, tarea en la que destacan las mujeres. Esta acción es fundamental, pues estos dineros se cuentan y son repartidos entre ellos mismos para paliar en algo el hecho de no estar recibiendo sueldo (se pagan semanal, otros quincenal y también mensual).

Los dueños hacen videos jactándose de la familia Guante y el rol de sus trabajadores, cuando la realidad es bastante distinta. Usan la táctica del multirut para decir que ¡la fábrica es pura pérdida y el centro de distribución es la ganancia!, como si no importara que lo que venden son los finos zapatos hechos por las manos de estos hombres y mujeres del pueblo.

2.jpg

Han pasado frío, angustia y mucha rabia, como cuando el viernes 23 el empleador les hizo una oferta, reduciendo a la mitad la deplorable oferta inicial y tuvieron que votarla. Ayer martes se reunieron en la sede de Madeco, que está cercana a la fábrica Guante Gacel, para decidir si continuaba o no la huelga. La inspección del trabajo estuvo presente. Los resultados fueron un rotundo sí y una asamblea que estallo de alegría al escuchar los resultados, pues consideran indigno y desafiante la paupérrima oferta que les realizaron, se sintieron frustrados e hicieron sentir su rabia en las afueras de la fábrica el viernes pasado.

3.jpg

El día de la votación llegó Fuerzas Especiales de Carabineros e incluso un policía de la Segunda Comisaría de San Miguel ingresó a la sede a informarse de los resultados y consignar los nombres de quienes participaron del conteo de votos. ¿Por qué se hace presente la policía en el recinto, si los trabajadores se estaban expresando democráticamente? ¿Cuál es el hecho flagrante del que se les acusa? Sin duda, organizarse y luchar. Así, Carabineros da un nuevo ejemplo que sirve al “orden” que impone la patronal.

Los obreros son el corazón y motor de la empresa, su trabajo crea esta riqueza, sin embargo, se les paga una mísera parte y aún se les increpa de ser un gasto. Hoy, cansados de esta situación, convencidos de su unidad, se organizan, van aprendiendo que es su principal arma. Y van reconociendo el derecho que tienen a rebelarse contra estas condiciones y luchar.

En la lucha actual participa activamente todo el Sindicato y han logrado paralizar completamente la fábrica. En la anterior movilización de hace 7 años, sólo adhirió la mitad de ellos a la huelga. Esto demuestra que las luchas son prolongadas y la importancia de avanzar, pues ya han ganado al decidirse a luchar. La huelga es una escuela política, donde no solo se pelea por el pan, sino que también se aprende a defender lo justo, se aprende a apoyarse en el otro, se muestra la verdadera cara del patrón y se evidencian las dificultades de la lucha de los trabajadores, problemas que solo con unidad y decisión podrán sortear, triunfo que los prepara para las nuevas luchas que vendrán.

4.jpg

Hoy deben luchar con razón, ventaja y limite. Su razón es la gratificación y el bono de término de conflicto, su ventaja es su unidad y organización como trabajadores y sus límites son actuar bajo la pauta permitida por la ley, ya que las leyes laborales están hechas para el triunfo del empleador. Pero a buena hora, los hechos van dejando en evidencia el camino a seguir y lo justo de osar luchar, aun cuando se salga de la regla del código laboral. Ellos van sacando sus lecciones, como se verifica en la historia del movimiento obrero, ya que la huelga se impone como escuela de lucha, la lucha de hoy pero las futuras luchas que como pueblo debemos dar, no solo por salario, sino por tomar el destino de nuestras vidas en nuestras manos.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Guante Gacel!

¡Vivan las mujeres obreras,  fuente inagotable de lucha!

1 COMENTARIO

  1. ¨Las huelgas son escuelas de la guerra mas no es la guerra misma¨Lenin. Las masas viven una guerra civil, subrepticia, no declarada¨ Marx. Si, es una guerra popular que debemos declararla pues permanente las masas resisten la opresión y explotación y todas estas manifestaciones hay que organizarlas a favor de las masas con guerra popular, no desaprovechar todo estallido social violento a favotr de la guerra popular, armar las masas con fusil en mano y la organización del partido MLM militarizado maoísta pensamiento Gonzalo dirigiendo la guerra extendiendo rieles hasta el comunismo (P.Gonzalo).
    Guerra popular hasta el fin del comunismo!!!!
    Gloria al todo poderoso pensamiento Gonzalo!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor