La situación agraria de Brasil constituye un ejemplo más de cómo la semi-feudalidad sigue imperando en los países semi-coloniales de todo el mundo. Las políticas de rapiña que promueve el imperialismo para robar las tierras de quienes la trabajan ha sido la actividad favorita de las clases opresoras. Sin embargo, el pueblo brasileño demuestra con lucha que la tierra no le pertenece ni a los grandes capitalistas, latifundistas ni a los burocrátas políticos corruptos, sino a los más pobres, a quienes trabajan para producir la riqueza de sus países, a los campesinos y a sus familias.

El Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) de Brasil ocupó este martes diversas propiedades agropecuarias de políticos y advirtió nuevas invasiones para exigir cambios en la política agraria del gobierno pro imperialista encabezado por Michel Temer.

El MST de Brasil es uno de los movimientos sociales brasileños, que se encarga de velar por los derechos de los campesinos que no poseen tierras, o que se les ha expropiado. Al menos 15.000 miembros del movimiento social se instalaron desde la madrugada en fincas pertenecientes al ministro de Agricultura, Blairo Maggi, en el estado de Mato Grosso, así como en tierras del presidente del Partido Progresista (PP, derecha), Ciro Nogueira, en el estado de Piauí, y en una hacienda de Temer ubicada entre las ciudades de Lucianópolis y Duartina, en la región centro-oeste del interior de São Paulo.

Mercedes Zuliane, dirigente nacional del MST, indicó que “el objetivo de la jornada de este martes es denunciar el credo a la Constitución brasileña promovido por el Gobierno golpista de Michel Temer, tanto con las medidas provisionales absurdas que vienen destruyendo los derechos de los brasileños, como sus prácticas corruptas encascaradas, junto a sus aliados”.

Por su parte, el vocero de la dirección nacional del MST, Joao Paulo Rodríguez, precisó que la agenda de protestas convocada por el MST incluye manifestaciones en ocho estados, marchas y una vigilia extendida hasta el 2 de agosto, fecha en que el Congreso evaluará si la denuncia por corrupción pasiva presentada por la Fiscalía General contra Temer es encaminada a la corte suprema o será archivada.

“Vamos a mantener estas ocupaciones de forma indeterminada, denunciamos el retroceso de la reforma agraria y la corrupción y el lavado de dinero con tierras que podrían ser aprovechadas para la reforma agraria. Denunciamos también a los corruptos de Brasil”, aseveró Rodríguez.

Fuente: http://www.telesurtv.net/news/Movimiento-Sin-Tierra-de-Brasil-ocupa-fincas-de-politicos-20170725-0052.html

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor