La noche del 21 de agosto comenzó con barricadas en Venancia Leiva, comuna de La Pintana. Un grupo de vecinos exigieron justicia por la muerte de don Daniel Flores y los demás heridos en el atropello sufrido unos días atrás.

Las barricadas comenzaron en Inés de Suárez y tan sólo minutos más tarde se replicaron en Tegualda (hacia el sur), El Bosque y Galvarino (hacia el norte). Las personas decían: “ni para el 11 de septiembre aquí hubo barricadas tan grandes”. Eso es sin duda porque la causa de su lucha es justa, porque se acaba la paciencia y se va encarnando cada vez más que la lucha es el único camino con el pueblo consigue sus demandas.IMG-20170822-WA0003.jpg

¿Por qué Justicia? Porque el fatal desenlace no fue solamente producto de la alta velocidad con que circulan los vehículos, sino que principalmente, que ni el municipio ni ninguna de las autoridades del Estado toma en cuenta su vida y sus necesidades.

Los vecinos desde hace tiempo que exigen un semáforo y lomos de toro. Pero los municipios de La Pintana y San Ramón se tiran la pelota unos a otros, diciendo que por estar en el límite, a la otra comuna le corresponde hacer el arreglo.

IMG-20170822-WA0013.jpg

Lo mismo ocurre con la prensa de los grandes capitales. Anoche los vecinos decían con un poco de desencanto que habían llamado a la televisión. Pero la televisión brilló por su ausencia. Y de verdad que es indignante, por que a los canales de televisión no les falta dinero, ni medios ni personal para desplazar a hacer despachos en vivos desde Rusia o para perseguir a la polola de un futbolista de la farándula. Pero no fueron capaces de llegar a cubrir la lucha por la vida de los pobladores de la zona sur de Santiago.

En toda la gente que estaba en la calle se veía la rabia de no ser tomados en cuenta por las “autoridades”, “de que jueguen con nosotros” y sentir que nuestra vida para el Estado vale nada.

IMG-20170822-WA0006.jpg

Pero lo más importante, es que en toda la gente se veía la alegría de luchar por algo justo, la alegría de juntarse con los vecinos, de reconocerse en la barricada. una nieta de don Daniel Flores nos dijo que estaba ahí porque “me mataron a mi tata”.

IMG-20170822-WA0007

Sin embargo, la tristeza era compartida por todos, quienes al son de los gritos y los golpes a los tambores le hacían ver que, a pesar de todo, su tata estuvo esa noche presente en la lucha. De la misma manera un nieto de don Daniel mostraba su orgullo al decir “a mi abuelo lo despidieron con barricadas”.

Aquí ocurrió lo que pasa tantas veces en las poblaciones, tuvo que morir un vecino para que prometieran poner un semáforo. Los pobladores muestran la importancia de organizarse y luchar, porque solamente la lucha evitará pagar costos más altos para que se haga justicia.

¡Viva la lucha de los pobladores!

¡Compañero Daniel Flores! ¡Presente!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor