TEMUCO/ Desde marzo del 2016 que fueron encarcelados arbitrariamente los once imputados del caso Luchsinger Mackay, entre ellos la Machi Francisca Linconao quien pasó una larga huelga de hambre para obtener arresto domiciliario durante el proceso jurídico. Como suele ocurrir cuando se trata de grandes intereses económicos en el Wallmapu, se construyó mal intencionadamente la imagen de criminales y culpables a los Mapuche antes de un juicio justo.

Eso precisamente es el trabajo de los medios de comunicación al servicio del poder, el de generar estigmas e ideas infundadas para justificar así largas prisiones preventivas, además confundir, tergiversar y sacar provecho político ante la opinión pública con respecto a lo que ocurre en las zonas de Resistencia y legítima recuperación territorial.

Ahora que fueron absueltos, comprobándose a todas luces que no tenían ninguna participación en los hechos que se los procesó, el empresariado capitalista instalado en el territorio ancestral mapuche, expresado hoy como gremios de transporte, latifundistas y empresarios forestales, no tardaron en tildar el resultado judicial como de “la justicia no funciona en este país”, insistiendo que deben haber condenas penales altas e injustas a gente mapuche aunque no se compruebe participación en delitos para detener el proceso de Resistencia y recuperación territorial creciente.

Jorge Luchsinger, hijo de los colonos roba tierras calcinados y heredero de millonarias compensaciones tras lo ocurrido expresa “El sistema judicial debe auto analizarse, por que no funciona”, con esto quiere transmitir a la clase política que hay que aplicar más mano dura contra el Mapuche y además cambios al sistema procesal penal para que el estándar probatorio sea más bajo para obtener condenas sin pruebas razonables, como el intento de montaje realizado por la Fiscalía Antimapuche en el caso Luchsinger Mackay, lo que no dio resultado por que las pocas evidencias no estaban a la altura de lo que exige el mismo código penal de la constitución de Pinochet.

Sabemos que si destituyen de cargos a los Fiscales Antimapuches, policias y funcionarios encargados de perseguir y crear montajes falsos, llegarán operadores nuevos para cumplir el mismo rol persecutor y esto responde a que aún existe una estructura de dominación neo colonial donde prima el interés económico capitalista por sobre la vida de las personas, comunidades mapuche, territorios y seres vivos.

Fuente: Werken Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor