*Todas las fotografías pertenecen a Jona Villalón.

Un barrio de color y organización

El sábado 4 de noviembre se desarrolló una gran jornada, correspondiente al Carnaval de la Población Yungay (ex Villa Lenin), en la comuna de La Granja.

El motivo de celebración fue la conmemoración de los 47 años de la toma de terreno, en que  pobladores y pobladoras sin hogar, conformando un grupo aproximado de 100 familias provenientes de diversos sectores de la zona sur de Santiago, ocupan las tierras que correspondían -durante esos años-, al Fundo La Castrina y al Club Aéreo Civil de la Universidad de Chile, realizando de esta manera el primer campamento en los territorios que hoy corresponden a la actual población Yungay. 

Posteriormente, el predio fue comprado por la Unión Soviética, la que lo cedió legalmente a las y los pobladores, quienes decidieron nombrar al campamento “Villa Lenin” como forma de agradecimiento. Así, comienzan a organizarse en conjunto en la construcción de sus viviendas, generando de este modo un sentido de pertenencia e identidad entre las personas que dieron origen al barrio, el cual no quedó exento de los abusos que denigraron la integridad del pueblo en la Dictadura Militar, hito histórico que forjó tras el horror una sólida y latente esencia de resistencia y lucha ante las injusticias.

Hoy “la Yungay” –como algunos le llaman- enfrenta el crudo peso del narcotráfico y la delincuencia desde que se nace, sin embargo, esto no impide que el núcleo combativo que perpetúa en el alma de los niños, jóvenes y adultos que anhelan reivindicar el valor de su comunidad uniéndola y erradicando el estigma social que los segrega.

Por lo mismo, con mucho jolgorio y alegría con batucadas, pasacalles, muralismo, malabares y música en vivo, los vecinos de la Yungay se toman sus calles y comparten el colorido sentir de organización unificadora.

Compartimos unas imágenes del evento para que se alienten a asistir el próximo año y a otras actividades que la población ofrece en algunas ocasiones:

2 COMENTARIOS

    • Millones de disculpas por no haberlo explicitado, pero sí nos dimos cuenta que las fotografías tenía un timbre de agua. Editaremos la publicación para darte crédito por las buenas fotografías y esperamos que no te moleste que las difundamos.

      Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor