El lunes 6 de noviembre conversamos con un vocero de la toma de la facultad de Derecho de la Universidad de Chile, quienes se encuentran movilizados desde el 16 de octubre. La razón principal es que, a pesar de la oposición de los estudiantes, el Consejo de Escuela aprobó una serie de medidas que precarizan las condiciones de estudio y organización del alumnado. Quisimos saber por qué están en toma, cuáles han sido las respuestas de las “autoridades” y cómo se puede apoyar su justa lucha.

EP: ¿Por qué están en toma?

El Decano Davor Harasic aprobó las medidas para poder implementar un aumento de matrícula de 200 cupos desde el próximo año, cuestión que ya anunció y aprobó en junio de este año. Entonces, estas medidas, que suprimen el bloque protegido del almuerzo, la división de los estudiantes en horarios según el semestre que se cursa y la modificación de las ponderaciones de egreso, entre otras, fueron las que gatillaron el conflicto.

Debido a lo anterior, el viernes 13 de octubre y antes de la toma, se hizo una marcha interna donde salimos a cortar la calle, movilizando a cerca de 300 compañeros que levantaron la demanda. Luego, en la asamblea convocada para el lunes 15 se decidió la toma de la facultad. Desde ahí en adelante hemos estado en toma.

Al segundo día de la toma terminamos el petitorio, donde establecimos 11 puntos de demanda para bajar la movilización, los que básicamente son que retrocedan las medidas de este plan precarizador y, además, otras medidas que el Decano ha impulsado durante su cargo, por ejemplo: un protocolo antimovilización que impuso en enero de este año, el que regula la protesta estudiantil y la merma, entre otras cosas.

Corte de calle realizado por alumnos movilizados

EP: ¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades?

El Decano es el responsable de estas medidas y su posición durante las tres primeras semanas fue la de no dialogar mientras estuviésemos en toma. Pero, ante la presión que hicimos los estudiantes a través de diferentes acciones, tales como marchas, concentraciones, funas, cortes de calle, reunión con los funcionarios, etc., logramos que el Prorrector –una suerte de ministro de fe, un “mediador” en la Universidad de Chile- lo citara a una reunión donde él compromete el establecimiento de ciertas mesas de diálogo, con la condición de bajar la movilización, pero también compromete la aprobación de 6 demandas del petitorio, las que supuestamente ya se habían hablado con el Decano.

Ante ello se ganó una reunión con el Decano para el día de hoy (lunes 6 de noviembre), donde se iba a zanjar el acuerdo de esos 6 puntos, puesto que la asamblea decidió que fuésemos por esos 6 puntos, que estableciéramos el acuerdo y que el Decano simplemente lo firmara, así como también ciertas garantías respecto al funcionamiento de estas mesas de diálogo, como por ejemplo que sean vinculantes, que tengan igual participación de estudiantes y autoridades, etc.

Marcha hacia la Casa Central

Nosotros fuimos con la disposición de lo que se definió en la asamblea: llegar y firmar el acuerdo, entendiendo que todo eso estaba discutido según lo dicho por el Prorrector, pero el día de hoy las autoridades nos dieron la espalda, tanto el Decano como el Prorrector. El Decano dijo que nunca había accedido a esas 6 demandas, que era mentira y que, finalmente, no estaba dispuesto a firmar el acuerdo. Quiso hacer una contrapropuesta a instancias del Prorrector, pero claramente no cumplía con casi ninguna de las demandas que nosotros estábamos planteando.

La reunión de hoy se hizo a condición de bajar la toma mientras duraba la reunión, lo que se cumplió, pues bajamos las sillas, se hizo aseo y se ordenó, pero todos los estudiantes se mantenían adentro, expectantes de lo que iba a pasar. Una vez que la reunión termina, los voceros de la toma nos retiramos ya que consideramos que no teníamos nada que hacer ahí, por lo que procedimos a retomar la escuela y salir a funar al Decano, deteniendo su auto y bloqueando la calle por 20 minutos. Sólo pudo arrancar cuando llegaron los pacos.

Retoma:

EP: ¿Por qué y cómo apoyar la toma de Derecho?

Esta toma en particular es importante, porque esta es una escuela movilizada, pero las experiencias anteriores de los estudiantes, también por el actuar del oportunismo y el revisionismo, son casi puras derrotas. De hecho, muchos estudiantes antes de la movilización eran de la postura “¿para qué nos vamos a mover si nos van a ganar igual?”.

Entonces, la importancia de esta lucha es que los estudiantes han vuelto a confiar en sus propias fuerzas. Esta movilización ha alcanzado tal fuerza que está reconstruyendo la confianza y eso se está expandiendo. Por ejemplo, cuando hoy nos retiramos de la reunión, el ánimo de los estudiantes fue al tiro retomarse la Facultad y poner las sillas, con harto ánimo de funar a la autoridad, con harta rabia. Se está dando un salto en el nivel de combatividad, donde se han hecho cosas que antes no, como también en la gran unidad que se ha logrado, ya que hay un 90% de apoyo a la movilización, algo antes no visto. También en la unidad con los trabajadores y funcionarios de la Facultad, pues recién ahora terminamos de redactar un petitorio conjunto, lo que espanta a las autoridades. De hecho, una de las condiciones para la reunión de hoy con las autoridades era que asistieran los funcionarios, pero ellos decidieron hacer una reunión aparte. No cedieron ese punto, por lo que las autoridades estaban desesperadas.

Con todas estas cosas se van sacando hartas lecciones para lograr las conquistas del movimiento estudiantil, entendiendo que no sólo es un problema de la Facultad, sino de todas las universidades: hoy en día, los Decanos y Rectores tienen una red clientelar, de servidumbre, semifeudal. Aquí, por ejemplo, los apernados del Decano ganan 8 millones de pesos, sólo por seguirlo en las votaciones. Al igual que otras casas de estudio, los estudiantes aquí no tienen casi ninguna incidencia sobre las decisiones, pues los Decanos son verdaderos patrones de fundo. Lo que se está luchando acá también sirve a todo el movimiento estudiantil, pues sirve para dar una perspectiva de que, con una dirección correcta, que confíe en las propias fuerzas y no en las autoridades, se pueden conquistar cosas.

La forma en que pueden apoyarnos los estudiantes, centros de alumnos, sindicatos de funcionarios, etc., es haciendo DECLARACIONES DE APOYO, colecta de alimentos no perecibles y también aportes monetarios. También apoyando las movilizaciones que hagamos, pues este jueves hay una marcha en el Campus Andrés Bello, donde iremos a exigir nuestras demandas los estudiantes de Derecho y de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU). El día de hoy, miércoles 8, hay un nuevo Consejo de Facultad al que estarán expectantes los alumnos.

EP: Muchas gracias por recibirnos en medio de su movilización compañero.

Marcha a Casa Central:

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor