Compartimos la traducción de la noticia publicada por Dem Volke Dienen (Servir al Pueblo):

“Ayer fue 25 de noviembre, el día contra la violencia contra las mujeres. Después del 25 de noviembre de 2015, escribimos:

“A menudo sucede que las acciones y manifestaciones del movimiento progresista tienen más la naturaleza de actos obligatorios que la de eventos de combate: las acciones se realizan para decir “cumplimos nuestro deber”, para “marcar la fecha en el calendario” y se hacen sin poner el esfuerzo real por hacer avanzar, en la práctica, el movimiento hacia adelante.

Desafortunadamente, ese parece ser el caso que ha sucedido este año el 25 de noviembre, el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, en muchos lugares de Alemania. Si miramos los informes de diferentes ciudades, no podemos llegar a ninguna otra conclusión. Lo característico es el caso de Hamburgo, un conocido “bastión” nacional de la “izquierda extraparlamentaria”, donde solo alrededor de 100 manifestantes tomaron las calles. Está claro que si todo el entorno de los grupos y asociaciones de mujeres que estaban en el proceso de preparación para esta manifestación los hubiera apoyado con toda su fuerza, entonces la cantidad de manifestantes sería de miles. Si no se hubiere manejado como un evento obligatorio. Por supuesto, la situación dada tiene que ver con la comprensión del papel de la mujer en el movimiento revolucionario. Algunos ven la lucha por la emancipación de la mujer como uno de “contradicciones secundarias”, que para nosotros es claramente un punto de vista revisionista, o, por otro lado, se puede ver el feminismo proletario como piedra angular de cualquier actividad revolucionaria. El trabajo de las camaradas de los Comités Rojos de Mujeres en diferentes ciudades es, por lo tanto, ejemplar para nosotros y todo revolucionario debe apoyarlo”.

En este sentido, el Comité Rojo de Mujeres organizó una manifestación independiente el 25 de noviembre de este año en Hamburgo. Esta manifestación militante pasó por St.Pauli y también por Reeperbahn, el “distrito de entretenimiento” de la ciudad de Hamburgo. Los más de 150 participantes en la manifestación también fueron atacados por cerdos patriarcales, que fueron resueltamente respondidos. Entre otras cosas, las consignas fueron “Una ola tras otra, en rápida sucesión, contra el imperialismo y el patriarcado” y el llamado a la “Rebelión en palabras y hechos, fuego y llama al Patriarcado.”

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor