NO AL DESALOJO DE CONACIN DE CERRO BLANCO

Este lunes 27 de noviembre como Coordinadora Nacional Indianista CONACIN, compuesta por 27 organizaciones comunitarias, hicimos entrega de una carta a la Presidenta Michelle Bachelet, solicitando el cese del desalojo de Cerro Blanco.

El 10 de diciembre del año en curso, por orden de Parque Metropolitano y la Municipalidad de Recoleta, serán desalojadas las zonas 2 y 4 de cerro Blanco, en el que como CONACIN hemos llevado a cabo por más de 17 años diversas actividades artístico-culturales, indígenas y espirituales.

Me cumple informar a usted que a partir del pasado viernes 10 de noviembre, mediante la Resolución 928 dictada por Parquemet el 9 de noviembre, en acuerdo con el administrador del comodato, el Municipio de Recoleta, se prohíbe el ingreso a las áreas altas de Cerro Blanco de todas las personas que no residen allí, dado que no está permitida la realización de actividades públicas y sólo pueden acceder quienes actualmente residen en el lugar, quienes cuentan con autorización hasta el próximo domingo 10 de diciembre (Gonzalo García Méndez, Jefe División Técnica Programa Parques Urbanos. Parque Metropolitano de Santiago).

Desde el año 2000 logramos adquirir un comodato de las zonas 1, 2 y 4 de Cerro Blanco, vía SERVIU, mediante la recuperación y preservación del cerro, que antes de estas acciones se ocupaba como basural ilegal. Fueron años de autogestión respecto del cuidado y mantención del lugar, logrando de manera exitosa consolidar una comunidad diversa, además de instalar el jardín infantil étnico Adkintun en la zona 1.

A pesar de contar con muy pocos recursos económicos se logró levantar de forma autogestionada un santuario de la naturaleza como patrimonio cultural indianista que hoy en día se conoce mundialmente como Apu Wechuraba, en que múltiples lugares ceremoniales son resignificados tanto desde su recuperación como creación. En este marco el término indianista hace referencia a la reivindicación de demandas indígenas por autonomía, territorio, más allá de que las colectividades que adscriben sean indígenas de sangre o por certificación.

El comodato se pierde por la denuncia de una sola persona, José Boh, quien anteriormente se había hecho presente en el cerro y fuera expulsado por problemas de violencia, machismo y conductas ególatras. Sin siquiera derecho a apelar o conversar la situación, el comodato es traspasado a la Municipalidad de Recoleta, conformando esta entidad una mesa indígena, el Consejo Indígena de Cerro Blanco, para regular el uso de este espacio, compuesto exclusivamente por unas pocas organizaciones con certificado indígena CONADI.

Según relata José “Patara” Segovia, vocero de CONACIN:

Las 3 comunidades que conforman esta mesa han sido responsables de actitudes violentas y racistas hacia nosotros, por el solo hecho de que algunos no poseen apellido indígena, hecho para nosotros y para muchos otros indígenas irrelevante a la hora de la práctica espiritual originaria.

Patara es fundador del Centro Cultural de Santiago (CONACIN), dirigente afro aymara, gestor cultural hace más de 25 años, fundador del grupo musical Arak Pacha, y es quien ha sostenido ininterrumpidamente la administración de las zonas 2 y 4 en cerro Blanco.

Patara nos relata respecto de la actual problemática:

Hoy en día se nos acusa de lucro, confundiendo convenientemente la autogestión con negocio, y las festividades tradicionales de nuestra floreciente comunidad con vanos carretes. En este espacio hemos forjado costumbres, tradiciones, en este espacio tenemos difuntos descansando, en este espacio hemos criado hijos e hijas. Hemos hecho un aporte a la sociedad y a la humanidad, un aporte que sigue creciendo y que se verá interrumpido por el poder de la institucionalidad.

En CONACIN participan alrededor de 90 personas indígenas, teniendo como autoridades espirituales las Machi María Angélica Llanquinao y Juana Millaleo, quienes forman parte de la coordinadora hace 25 años, y que cada quince días visitan el lugar desde la Comunidad Antonio Paillaman Tripailaf, Comuna Padre de Las Casas, Temuco, para brindar sus conocimientos atendiendo a la comunidad santiaguina.

Aquí lo más importante es que nosotros somos familia, nosotras llegamos por Patara, aquí CONACIN es nuestra familia y en ese sentido reconocemos el trabajo que han realizado durante todos estos años. Nosotras, como Machi, somos también CONACIN, expresan las Machi María Angélica y Juana al referirse acerca del conflicto que persiste actualmente con las 3 comunidades indígenas antes mencionadas.

Somos Cerro Blanco: “nuestra plataforma de visibilización”

A raíz de la revocación del comodato se conforma el movimiento Somos Cerro Blanco, participando las organizaciones de CONACIN más una amplia red de apoyo de personas y agrupaciones, como una forma de visibilizar las acciones que en este espacio se realizan hace más de 20 años.

Actualmente más de 500 personas conforman CONACIN. Del mismo modo “Somos Cerro Blanco” cuenta con alrededor de 1000 firmas de personas que han dado su apoyo a través de la campaña “Deja Tu huella”.

Francisca Fernández, una de las voceras de CONACIN y Somos Cerro Blanco, señala que actualmente participan al interior de CONACIN más de 90 personas con pertinencia indígena. Cabe destacar que esta constatación surge por el hostigamiento incesante por parte de las 3 organizaciones del Consejo Indígena de Cerro Blanco, quienes argumentan la necesidad de un desalojo supuestamente por no poseer pertinencia indígena las organizaciones que conforman esta coordinadora.

Acerca de las razones que se indican como motivos para la revocación del comodato, han sido debidamente justificadas ante SERVIU, explicando la contingencia y escenarios reales en que han ido configurando el caso, sin embargo la decisión de la revocación del comodato se tomó de manera unilateral, sin ninguna instancia de consulta o debate.

Al respecto Víctor Lino Venegas, otro de los voceros y director artístico de la agrupación musical Manka Saya, señala:

Nosotros siempre estuvimos en contacto con Parque Metropolitano durante la gestión de Teresa Rey señalando que el aumento de actividades en las zonas requería la ocupación de más terreno de lo otorgado originalmente, lo mismo pasa con la existencia de cuidadores, se nos dijo que podíamos tomar las medidas que nos parecieran pertinentes para cuidar el lugar, y nos pareció que la existencia de refugios donde alojar era lo más práctico, eso siempre se supo.

Por otra parte Francisca Fernández explica:

Nos parece contradictorio que nos quiten el comodato por no tener agua potable o luz eléctrica siendo responsabilidad de la propia política pública, …, además cada árbol que ven aquí, cada espacio, cada zona sagrada, fue construida por una multiplicidad de organizaciones que ocupamos el cerro blanco hace más de 16 años.

En este mismo sentido Catalina Menares, miembro de las agrupaciones de Lakitas Kullallas, Nuevo Milenio y San Juan nos indica:

Aquí no han habido malas prácticas como supuestamente señalan el llamado Lof Pillan Wingkul y Awatiri Tiknamarka. Nos parece muy irresponsable hablar de actividades lucrativas y alcoholismo al referirse a nosotros. En estos años hemos realizado festividades andinas correspondientes al ciclo agrícola, hemos realizado actividades para la autogestión, pidiendo aportes a quienes asisten, ya que ha sido la única manera de comprar las herramientas para la construcción y mantención de espacios, la comida de los animales, para maquinaria de riego y para podar árboles y plantas, imagínense todo lo que debemos invertir para cuidar aquí, y lo hacemos a través de aportes propios y de la cooperación de quienes asisten a algunas de nuestras actividades.

Por solicitud del Consejo Indígena de Cerro Blanco al Parque Metropolitano y Municipalidad de Recoleta, en el mes de septiembre, de desalojar las zonas 2 y 4, se da inicio a la prohibición de ingreso a estos espacios, por lo que como CONACIN presentamos un recurso de protección con el apoyo del abogado aymara Patricio Mamani, el cual se encuentra admisible, solicitando el libre acceso a las zonas.

Hacemos un llamado a las diversas organizaciones, comunidades y personas afines a nuestro trabajo histórico en Cerro Blanco, a denunciar el actuar de las diversas instituciones públicas que hoy ponen en peligro la mantención de uno de los espacios de encuentro y de diálogo de saberes más potente en plena ciudad de Santiago de Chile.

En Cerro Blanco cabemos todos, invitamos a todas las personas a visitar y participar de las actividades que se desarrollan ahí, y de la misma forma decimos que no se puede cosechar lo que no se ha sembrado, comenta Paola Rivera, una de las guardianas de Aldea de La Paz, en relación al trabajo gestado en estos años por parte de CONACIN.

Información relacionada:

Carta a la Presidenta Michelle Bachelet

https://www.facebook.com/somoscerroblanco/videos/365786827219824/

Declaración Somos Cerro Blanco, 10 de noviembre:

https://www.facebook.com/somoscerroblanco/photos/a.208724866259355.1073741828.208717302926778/358362284628945/?type=3&theater

Por la defensa de Cerro Blanco

https://www.youtube.com/watch?v=sLDoBNp6pP8

Entrevista vocera Francisca Fernández Droguett, Periódico El Pueblo

https://www.youtube.com/watch?v=d2n8fvKWA5k&t=45s

Apu Wechuraba, Cerro Blanco

https://www.youtube.com/watch?v=3mLQwSkhQlw&t=243s

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor