Trabajadores del aseo contra el abuso avalado por el municipio: huelga y protesta!

El jueves 14 de diciembre, se desató por segunda vez una jornada de paro y protesta de los trabajadores del aseo de la Municipalidad de Santiago. Ésta  fue convocada por  el Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores Contratistas y Subcontratistas de Chile (SINTRAC), al cual están afiliados 60 de los más de 100 trabajadores que tiene contratados la compañía de aseo HGR, los cuales –mayoritariamente inmigrantes (colombianos, haitianos, peruanos)- molestos por las paupérrimas condiciones laborales salieron nuevamente a las calles a gritar ¡BASTA!

La empresa HGR mantiene contratos con la Municipalidad desde hace años, pese a que día a día vulnera los derechos de sus trabajadores, sin respetar ni las más mínimas normas legales. Tanto la antigua alcaldesa, la corrupta Carolina Tohá (PPD), como el actual alcalde (de Renovación Nacional) han permitido este abuso, lo que deja en evidencia el carácter del Municipio sin importar el partido político de la alcaldía.

Periódico El Pueblo conversó con Jessica Medina, delegada de Sintrac trabajadora de la empresa HGR, quien señaló que las injusticias son constantes, comenzando por el no pago de sus cotizaciones previsionales cuando sí se descontaban de sus sueldos, por lo que tenían impedimentos de atención de salud o cobros de seguros. Tampoco se pagan gratificaciones legales, a lo que se suma la ausencia de baños y comedores, por lo que los trabajadores están obligados a cambiarse de vestuario, comer o hacer sus necesidades en la calle o pagar en un local.

Los trabajadores exigen a la Municipalidad de Santiago –a quien en definitiva prestan sus servicios-, que se haga cargo de sus demandas, pues HGR vulnera descaradamente  sus derechos laborales. Es segunda vez que protestan contra el municipio, pero los abusos siguen más de un mes desde la primera jornada de paro.

Es así como el Estado, testigo fiel de este episodio, avala  y financia a empresas contratistas como HGR, a sabiendas que no cumple con las mínimas normas legales, avalando con ello el robo y abuso hacia los trabajadores. Es por eso que Jessica nos dice, “¿cómo es posible que una empresa siga ganando dinero si no tiene los medios para brindarle a los trabajadores?”, porque es impresentable que esto siga siendo permitido por parte de quien promete brindar protección social.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor