Un reciente comunicado del Centro de Investigación y Defensa del Sur, nos informa que el lonko Víctor Queipul, de la Comunidad Autónoma de Temucuicui, ha sido condenado hoy (3 de enero de 2018), bajo la causa de un delito de maltrato de operario de a PDI.

La condena es una muestra de la facilidad de investigación y resolución que se realiza cuando el imputado es mapuche, pues se prefirió ese método para dar por “finalizado” al caso sin solidez.
Esto se contrasta al hecho sufrido por el lonko Víctor, cuando fue secuestrado el año 2016, por el cual aún no se encuentran a sus culpables, denuncia que fue desestimachada por las “autoridades” del viejo Estado.
La denuncia se produce de parte de la PDI luego de una detención desproporcionada y en la que supuestamente el lonko habría agredido a un detective, quien resultó con una lesión en la cara interna de su mejilla, no visible a simple vista.
Es así como se manifiesta la habitual forma de perseguir y reprimir a los dirigentes mapuche, que sí han intentado dialogar con todas las instituciones del Estado Chileno, pero solo reciben de ellos constantes represalias.
Que esto solo nos sirva para desbordar la rabia ante los atropellos de nuestro pueblo
¡A unir la lucha en el campo y en la ciudad! ¡A unir la lucha del pueblo mapuche con la del pueblo chileno!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor