El pasado 03 de Enero, en el marco de la conmemoración de los 10 años del asesinato del weichafe, Matías Catrileo, 4 personas fueron detenidas en Villa Francia. Hoy se encuentran en prisión preventiva, nos sumamos a las denuncias que dejan en claro que el viejo Estado a través de la fiscalía, cumple el objetivo de perseguir a luchadores sociales y estigmatizar a la población Villa Francia, que tiene una larga tradición de lucha.

La detención de estos compañeros se enmarca en las crecientes muestras de solidaridad que genera la lucha mapuche, la cual entendemos como la expresión más avanzada de la lucha de clases en el país. Por ello, no es casual, que el viejo Estado castigue la solidaridad y las muestras de unidad de las luchas del pueblo.

Tampoco es casual que en los medios de comunicación monopólicos haya salido la noticia con un despliegue centrado en supuestos armamentos e imágenes de todo un arsenal, tratando de estigmatizar a los detenidos como terroristas.

Nicolás Toro, abogado de los detenidos explicó este lunes: “Revocaron la medida que había denegado la prisión preventiva, respecto a todos los compañeros involucrados en este caso, y los dejaron en prisión preventiva, lo que hay aquí obviamente, es una presión mediática y de estigmatización a Villa Francia. Pocos antecedentes respecto de las supuestas armas que había, hoy la Corte en un fallo más bien político deja a todas las personas en prisión preventiva.”

La juventud que lucha es blanco de la reacción, por lo tanto, no debe extrañarnos que la corte de apelaciones haya concedido los 120 días de prisión preventiva que solicitó la fiscalía; a pesar de que el juez de garantía había decretado arresto domiciliario total para Carla y Fernando; firma quincenal para Tomás y libertad para Gonzalo. En este sentido, incluso trasgreden sus propias leyes burguesas en el afán de perseguir y aplacar la protesta popular. Actualmente Tomás, Fernando y Gonzalo se encuentran retenidos en Santiago Uno y Carla en San Miguel.

Y Toro agrega: “…demuestra de alguna manera, la voluntad de mano dura que existe acá en la Corte de Apelaciones y en los tribunales de justicia. Cosa que no compartimos para nada, creemos que acá especialmente, hay muchas dudas con respecto a lo que presenta la fiscalía, muchas dudas con respecto a las evidencias, evidencias muy precarias para presentar la medida de prisión preventiva y en este sentido el juez de garantía, que pudo haber visto con mucha más atención los antecedentes, pudo haber dejado en libertad a todas las personas. Entonces vemos que hay mano dura por parte de la corte, que a nuestro juicio no la compartimos de ninguna manera y tiene más que ver con la presión política que dejar detenidos a ciertas personas que supuestamente son de la villa Francia y que son luchadores sociales, entonces, en ese sentido, nosotros vamos a seguir peleando por la libertad de los compañeros en todas las instancias pertinentes.”

Por ello, nos sumamos a las convocatorias para solidarizar con los detenidos, organizando campañas por su liberación, apoyando iniciativas y visitándolos.

¡Libertad a Carla, Tomás, Fernando y Gonzalo de Villa Francia por conmemorar con lucha los 10 años del asesinato de Matías Catrileo!

¡VIVA LA JUSTA LUCHA MAPUCHE POR LA TIERRA!

¡ARRIBA LOS QUE LUCHAN!

  1. DECLARACIÓN DE LA FAMILIA Y AMIGOS (ELLOS)

En el contexto de una actividad realizada en Villa Francia para conmemorar la muerte del Weichafe Matías Catrileo -asesinado de un balazo en la espalda por el bastardo policía Walter Ramírez- cuatro personas fueron detenidas como fruto de un bullado montaje mediático, político y policial: Fernando Droguett, Tomás Montenegro, Carla Garay y Gonzalo Toro. Este nuevo montaje del Estado capitalista $hileno se enmarca dentro de un contexto de creciente represión y criminalización de la protesta social, oleada represiva que en modo alguno es casual, sino que tiene por objetivo preparar el terreno para prevenir futuras protestas y movilizaciones, y asegurar la perpetuación de su dominación sobre personas y sobre la naturaleza.

Al momento de su detención, lxs compañerxs detenidos se encontraban solidarizando con la causa de las comunidades Mapuche en una actividad realizada por los vecinos de la Villa Francia –comunidad que cuenta con una larga historia de lucha contra la dominación capitalista, pero que también ha sufrido intensamente la represión y la pérdida de seres queridos a manos de los sicarios-policías del Estado-; este tipo de actividades son frecuentes en la Villa, son organizadas por la propia comunidad. Por ello, quienes participan son blanco privilegiado de la represión estatal, puesto que su principal misión es dividir, reprimir y destruir cualquier comunidad de lucha que sea antagónica con este mundo de miserias que es la sociedad actualmente existente.

Más aún, el Estado-Capital persigue con mayor fuerza a quienes tienden puentes de solidaridad entre explotadxs, a quienes solidarizan de diversas formas con la lucha que actualmente se encuentran dando las comunidades mapuche contra la represión militar que llevan a cabo conjuntamente capitalistas, tecnócratas y terratenientes en su intento por apropiarse de la tierra –y de todo lo que hay de vivo en ella- para venderla en el mercado mundial.  Esa es la verdadera razón del secuestra legal de nuestrxs compañerxs, solamente en un mundo invertido como éste, la solidaridad se vuelve un crimen. Y es justamente esa solidaridad entre explotadxs –la más peligrosa para este sistema- el “crimen” que actualmente persiguen. Quienes nos dominan saben que la comunidad de lucha entre explotadxs es el movimiento revolucionario que tiende a crear una vida libre de toda forma de represión y dominación.

Actualmente, lxs compañerxs se encuentra secuestradxs en los centros de tortura y exterminio Santiago 1 (Fernando, Tomás y Gonzalo) y San Miguel (Carla), luego de que el sábado 6 de enero a la Corte de Apelaciones de Santiago acogió por dos votos contra uno la apelación de la fiscalía y rechazó las medidas cautelares de arresto domiciliario total, en el caso de Carla y Fernando, y de firma quincenal, aplicada a Tomás, decretadas por el juez durante la primera formalización tras considerar excesiva la petición de prisión preventiva. Incluso, en dicha instancia de formalización el juez desechó aplicar medidas cautelares para el compañero Gonzalo, lo que significaba su libertad. Sin embargo, el empecinamiento del fiscal –avalado falsamente por esquizofrenia mediática de la prensa burguesa (particularmente El Mercurio y la TV), revirtió la decisión del tribunal y obligó a zanjar la situación judicial de los compañerxs respecto de   si debían o no a prisión en la Corte de Apelaciones.

A cinco días de su secuestro, hoy Carla permanece en el módulo de Alta Connotación Pública de la cárcel de San Miguel, mientras que Tomás, Fernando y Gonzalo, se encuentran recluidos en el centro de exterminio Santiago Uno.
Convocamos a todos y todas a solidarizar con lxs compañerxs. La  presencia de cada unx en la solidaridad concreta es determinante para hacerle frente a la criminalización de lxs luchadorxs sociales. Nuestros compañerxs tienen una activa participación en organizaciones populares en Villa Francia: Ése es su único “crimen”. Su delito es levantar iniciativas como una biblioteca popular al servicio de los pobladores. Su “crimen” es organizar desde hace ya varios años las Colonias Populares Chaquita, instancia en las que niñas y niños de nuestra población aprenden, comparten, se recrean y se encuentran con sus pares de la pobreza.

Contra los montajes del Estado – Capital, ¡Solidaridad revolucionaria!
¡Que nadie esté solx contra los explotadores!
¡Revolución social contra el Estado y Capital!
¡Libertad  a Carla, Tomás, Fernando y Gonzalo!

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor