Respuesta y punto final

Entrevista a Camarada Laura despierta la histeria de los pacifistas

Que los señores del facebook amauta, discrepen con nosotros y con nuestra publicación de la entrevista a la camarada Laura es bueno, muestra que el documento marca a fuego una línea divisoria entre el Partido Comunista del Perú, que está en su fase de reorganización general y quienes reniegan de la lucha armada abierta o solapadamente (hablando de ella como algo pasado).

Ustedes dicen que son maoístas, está bien, hay muchos que lo afirman, sólo la práctica es criterio de verdad. Además, en su muro han subido videos de Camila Vallejo, propaganda electoral, videos de UPA e incluso un día antes la primera vuelta de la farsa electoral, subieron un video de Rodolfo Noriega llamando a votar por Artés y dejando la duda sobre a quién apoyaría en la segunda vuelta ¿ese es su maoísmo?

Como prensa democrática reconocemos en el Partido Comunista del Perú, una organización verdaderamente maoísta, que desarrolla la guerra popular en el Perú, mientras otros que se dicen maoístas, hablan del fin de la guerra.

Respecto a sí conocemos las posiciones del grupo movadef. Claro que las conocemos, como dijimos, fue la que levantó la Democracia Cristiana a fines de los 80 y principios de los 90 en Chile.  Ustedes dicen que no se puede comparar a Perú con Chile, eso es correcto sólo en ciertos aspectos, pero no respecto a las leyes de la lucha de clases ¿o acaso piensan que en Perú la gran burguesía es benefactora del pueblo?.

Ustedes plantean la reconciliación nacional, pasando por alto que el proletariado con la gran burguesía y el campesinado con los terratenientes son clases irreconciliables. La reconciliación nacional es el sueño burgués maquiavélico de “unidad nacional”, eso no tiene nada de marxista.

Ustedes hablan de postguerra ¡y que más quisieran! Pero la guerra popular se sigue desenvolviendo en Perú, muy a pesar de ustedes. Es esa misma guerra es la que ha dado a luz la entrevista de la camarada Laura, que revienta en la cara de todos quienes declaran que la lucha armada es cosa del pasado.

¿De verdad esperan engañar al pueblo, diciendo que de un acuerdo con el viejo Estado va a surgir la reposición de los derechos? ¡Nada ha sido gratuito! Todos los derechos, sin excepción, se han arrancado con lucha, ninguno ha surgido por voluntad del viejo Estado. Menos aún de un viejo estado burocrático terrateniente, sometido al imperialismo yanqui.

La verdad tampoco vendrá del viejo Estado, ni de sus comisiones de verdad y reconciliación. Esto también está en franca contradicción con el maoísmo. Ha sido el propio Presidente Mao quién presentó la pregunta ¿de dónde vienen las ideas correctas? De la práctica revolucionaria, en resumen. Esa práctica revolucionaria acaso provendrá del viejo Estado. Si ustedes creen eso es problema suyo y de nadie más. Decimos esto porque sacamos lección de lo ocurrido en Chile, donde no hubo guerra popular, pero si lucha armada y la reconciliación tuvo dos partes: una cárcel-hotel punta peuco para los asesinos y una cárcel de alta seguridad para los combatientes. Sacamos lección también porque los mismos que hablaban de verdad y reconciliación hoy están en el Estado, perpetrando asesinatos y persecuciones sobre todos los revolucionarios, especialmente sobre el pueblo mapuche.

Allá ustedes con su defensa del viejo y podrido Estado. Nosotros seguiremos trabajando para tomar posición en la trinchera de la clase obrera y del pueblo. Seguiremos dando a conocer las guerras populares dirigidas por partidos comunistas verdaderos y las luchas de liberación nacional, que son la base de la nueva gran ola de revolución proletaria mundial.

Confiamos ciegamente en la clase obrera, en las masas, en los sectores avanzados y personas honestas. Entendemos su histeria, ya que quedando claro que el movadef aplica política contrarrevolucionaria, cada vez menos sectores del pueblo van a estar dispuestos a ir de la mano con organizaciones que levanten ese camino de derrota.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor