¡EJÉRCITO CANADIENSE, FUERA DE NUESTRAS ESCUELAS! ¡FUERA DE AFGANISTÁN! (PCR-RCP)

0
352

Compartimos publicación realizada en el blog Victoria de los Oprimidos.

“Nota V. O: El Partido PCR-RCP de Canadá y Shola Jawid de Afganistán mantienen una larga amistad de más de una década. Juntos han colaborado en la lucha internacional contra el capitalismo y el imperialismo. Por su interés hemos visto conveniente traducir un artículo que describe la lucha de los comunistas y el pueblo en el seno de una de las grandes potencias imperialistas: Canadá.

La lucha tanto de los comunistas afganos como canadienses responde a un mismo objetivo: la derrota del imperialismo y el capitalismo.

Bandera roja № 86

¡Ejército canadiense, fuera de nuestras escuelas! ¡Fuera de Afganistán!

El lunes 5 de octubre, en el colegio de Valleyfield, un grupo de estudiantes logró frustrar el quiosco del ejército canadiense, utilizado para reclutar para la guerra imperialista en Afganistán.

Toda la mañana, los piqueteros y piqueteras distribuyeron folletos en la entrada del Colegio para invitar a los estudiantes a reunirse en frente del quiosco del ejército durante 11 horas. En el prospecto, podíamos leer:

“Del mismo modo que el año pasado ocurrió en las escuelas o como este verano en las regatas, la Legión canadiense no deja de aprovechar todas las oportunidades para desviar nuestra región, gravemente afectada en los últimos años por los cierres de las fábricas y que sigue soportando los ataques de la crisis económica. El ejército se dirige a ciertas regiones con altas tasas de desempleo, jóvenes de la calle y personas sin hogar, ya que se dirige a las comunidades indígenas.

Para ayudar a resolver los problemas de desempleo, abandono escolar y falta de vivienda, el estado de los capitalistas da migas con sus programas que son más espejismos que cualquier otra cosa o nos envían sus militares para colgar una “carrera” que resuelva nuestros problemas de educación y empleo. Pero, ¡la “militar” no es una carrera ordinaria!

En un país imperialista como el nuestro, el ejército se utiliza principalmente para defender los intereses económicos de los ricos y poderosos atacando a los pueblos del mundo, como es el caso de la participación de Canadá en la misión en Afganistán. ¡Y es repugnante ver que la unidad militar va a buscar a los jóvenes de la clase obrera para defender los intereses de la clase de los explotadores!”

En dicho tiempo, los piqueteros y piqueteras se unieron a la multitud en frente del quiosco. Carteles, megáfonos y eslóganes han hecho una fuerte impresión: ¡Ejército, fuera de nuestras escuelas! ¡Ni un centavo, ni un hombre joven para la guerra imperialista! ¡Es su guerra, no la nuestra! ¡El ejército canadiense, fuera de Valleyfield, fuera de Afganistán! ¡Regresen a los soldados, manden a los oficiales y a los directores!

Los militares retiraron sus artículos, baratijas y materiales promocionales incluso antes de la llegada de los manifestantes. Un director particularmente enojado describió el uso de un megáfono de los manifestantes como “violento” y trajo a la policía. Pero eso no detuvo a los manifestantes de continuar su acción.

¡Vamos, señor! El ejército acaba de adoctrinar a nuestros jóvenes aquí, para conseguir que maten en Afganistán y a los afganos. Para engrosar así la máquina de guerra de los capitalistas canadienses que están embolsándose grandes beneficios poniendo a nuestros hijos e hijas de las clases populares al servicio de los ricos del país, eso, Señor, si es violento!

Cuando usted trae a la policía para bloquear la libre expresión de los estudiantes dentro de la Universidad en un tema candente que se opone al pueblo ante los gobiernos, señor, eso es violento. Cuando, en el día de las “puertas abiertas” para los alumnos de quinto grado, usted invita al ejército a venir y reclutar a nuestros jóvenes para hacer carne de cañón, eso también, Señor, es violento!

Usted nos recuerda a estos hipócritas del Ayuntamiento de Valleyfield y la dirección de las regatas, que sólo ven en el ejército los simpáticos personajes de la edad de hielo y los viejos pacificadores… ¡que ya no existen!

Demasiado a menudo vinculadas y sujetas a los deseos de los capitalistas y parlamentarios que votaron a favor de la guerra en Afganistán, las direcciones de los colegios, escuelas y ciudades deben comprometerse con la voluntad de la mayoría de la población y no colaborar ni dar apoyo a las actividades del ejército.

El comité del Suroît del PCR y el del MER-PCR han acogido con satisfacción esta iniciativa estudiantil destinada a frustrar el reclutamiento militar en las escuelas.  Ahora están invitando a la asociación estudiantil CEGEP a seguir el ejemplo de los estudiantes de varias otras instituciones escolares, que han logrado sacar al ejército por disturbios de todo tipo. También invitan al sindicato de docentes universitarios, cuya Federación (FNEEQ-CSN) es miembro de la nueva coalición contra el reclutamiento militar en las instituciones educativas de Quebec, para unirse a esta lucha y defender la libertad de expresión estudiantil.

¡ Los estudiantes, maestros, trabajadores, obreros y desempleados de Suroît, rechazan el reclutamiento en nuestras escuelas y en nuestro territorio! Y aprovechemos esto para cuestionar a esta sociedad capitalista guerrera que produce pobreza y miseria sin ningún obstáculo.

-Nuestro corresponsal

Fuente: http://www.pcr-rcp.ca/fr/1834

Postdata: Viejo cartel británico de la Primera Guerra Mundial que hacía publicidad de la carrera militar con el siguiente eslogan: “El mejor trabajo del mundo, trabajo y juego a la vez por todo el globo-Únete al Ejército”. Lo mismo que ocurría hace un siglo continúa haciéndose hoy.”

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor