Han pasado 34 años desde que los militares asesinaron a Mauricio Maigret y 33 años del asesinato de Eduardo y Rafael Vergara y Paulina Aguirre, todos miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR).

Estos jóvenes entregaron su vida para combatir la injusticia y la explotación representada en la Junta Militar Fascista. Es absolutamente falso, que el gobierno de Pinochet cayó por el Plebiscito, es decir por votos, como busca argumentar la Concertación o Nueva Mayoría, que se llena los bolsillos a costa de lo construido por los militares. Fueron cientos de luchadores y pobladores que entregaron su vida en jornadas de protesta por varios años, quienes lograron resquebrajar al gobierno genocida y fascista de Pinochet.

Los jóvenes combatientes de hoy siguen entregando su vida para combatir la miseria y la explotación. Demuestran una y otra vez  la ley histórica: “Donde hay opresión hay rebelión”.

Difundimos algunos hechos que se enmarcan en el inicio de esta nueva conmemoración.

Barricadas afueras del Liceo Amunátegui

 

Barricadas en Avda. Colón y protesta en Los Morros en la comuna de San Bernardo

Rayados en pasarela de ingreso a comuna de Quilicura

Ayer en la tarde, los estudiantes protestaron en el Pedagógico, comuna de Ñuñoa

Colocan lienzo en edificio de gobierno en Mapocho, centro de Santiago

Estudiantes del Liceo 1 recuerdan a los jóvenes combatientes en el centro de Santiago

Lienzos desplegados en la Facultad de Derecho y la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile

Sabotaje a estatua de Carabineros llamando a protestar el 29 de marzo, metro Universidad Católica

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor