Hoy en la tarde la policía militarizada ingresó a la Comunidad de Mapulwe, ubicada en el camino a San Andrés, Collipulli, Novena Región.  Según relató la abogada de la Comunidad Daniela Sierra se realizó un procedimiento irregular: “entraron con violencia a una casa particular… detuvieron a 3 personas, a la werken Macarena Sánchez Salamanca, a su esposo Freddy Escobar Muñoz y Juan Fuentealba Morales”. La abogada relató además que Carabineros rodeo a la werken: “le dieron un combo en la cara y la amenazaron con quitarle a su hijo”. El día de mañana los detenidos pasan a control de detención.

Se les acusa de: “maltrato de obra a Carabineros, obstrucción de la acción policial y atentado contra la autoridad.”

La Comunidad Mapulwe se encuentra en un proceso de recuperación de tierras en contra de Forestal Mininco y es en ese contexto en que son detenidos.

El medio local Somos Collipulli acusa que dos de los tres detenidos están por porte se molotov. Esto ocurrió cuando los abogados y familiares de los detenidos, ya se habían retirado y a más de siete horas de la detención. La abogada denuncia que en la Comisaria de Collipulli existe una situación irregular en donde se está haciendo una gravísima acusación a los mapuches detenidos. Sus cercanos señalan que esto es completamente falso, ya que lo único que encontraron fueron botellas de vidrio con aceite.

Momento en que Labocar está montando las supuestas molotov. Siete horas después de la detención.

No sería extraño si la policía y el ministerio publico acusaran de molotov a los peñi. Ya nada nos sorprende. Periódico El Pueblo se mantendrá atento a la noticia. Informaremos como se desarrollan los hechos.
Sostenemos que es un deber denunciar estos hechos y nos opondremos a cualquier montaje. La lucha popular ya tiene muchos presos falsamente acusados. Hoy los medios populares deben desenmascarar el papel feudal del Ministerio Público, y el papel de la policía al servicio del monopolio forestal.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor