El miércoles 2 de Mayo, las estudiantes de Trabajo Social de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) decidieron tomarse las dependencias de su facultad,  tras la denuncia detonante de una representante del TRICEL, que señala haber sufrido acoso por parte de Alejandro Dubó, un estudiante de quinto año, quien además milita en una organización trotskista y aprovecha su peso político de militancia para actuar despectivamente frente a mujeres que piensen distinto a él o tengan un perfil bajo, teniendo aquí un alto prontuario registrado.

“Él, utilizando sus privilegios de hombre, atacaba e insultaba a compañeras con las que tenía disidencias políticas”, comenta a Periódico El Pueblo, Catalina, estudiante participante de la toma, quien asimismo agrega que, en el momento de increparlo públicamente, él reacciona insultándolas de “brujas”. Ante este episodio existía un sinfín de sentimientos encontrados por el asombro de saber el carácter real del joven, sin embargo, se decide la expulsión de Alejandro de toda actividad política.

Cabe destacar que esta ocupación es en respuesta al conjunto de denuncias de violencia en dicha casa de estudios, que se pliega al contexto complejo de otras universidades movilizadas (Austral y U. de Chile, por ejemplo) y a los recientes sucesos de femicidios vinculados a hinchadas de fútbol (La Manada en España y en Chile, 5 violadores vestidos con la camiseta de la Universidad de Chile). Todo se manifiesta en cadena y solidaridad por causas competentes a la lucha de la mujer.

Cada facultad paralizada posee su propio de catastro de denuncias. Todas atienden a diferentes particularidades, por ejemplo, en Macul “tenemos el caso de una violación hacia una trabajadora del aseo por parte de un estudiante”, o en Dieciocho #390  hay “agresión o malos tratos hacia alumnas o funcionarias”.

“El interpelado numero 1 es rectoría. Entre ellos está el señor Fantuzzi, que en una reunión toma una muñeca y comienza a cosificarla; la Comisión de Género de la UTEM, que no se ha pronunciado ante este episodio. Eso refleja una violencia simbólica, que no acoge el protocolo”.

Las demandas más sentidas están dentro del petitorio que se ha ido formulando desde el 2015. Entre ellas está una sala cuna para estudiantes madres, protocolo adecuado en situaciones de acoso o violencia sexual, formación no sexista dentro de las mallas curriculares de las carreras y que se prevalezca la autoformación, tanto política como socioculturalmente.

Aclarar que, el hecho de que sea una toma liderada e integrada solo por mujeres no significa que se desligue al hombre de esta brega, solo que –según lo que ellas indican- es para generar una atmósfera más segura en la que se sientan tranquilas ante circunstancias pasadas que las han dejado desvalidas.

Apoyamos como prensa popular y democrática la lucha sostenida por las compañeras de esta universidad y de tantas otras a nivel nacional, que solo son reflejo de este podrido capitalismo burocrático que las oprime doblemente -más que al hombre- sustentando el fomento del machismo y el patriarcado.

Invitamos hoy, sábado 19 desde las 14:00 horas, a la peña que se realizará en la Facultad de Trabajo Social, con el propósito de recaudar fondos para el mantenimiento económico de su movilización. ¡APOYE, ASISTA Y DIFUNDA!

Link del evento: https://www.facebook.com/events/660673190931072/

¡¡¡¡A DESATAR LA FURIA REVOLUCIONARIA DE LA MUJER!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor