Contra la pobreza y el clientelismo:

¡Crece la lucha por la vivienda!

Por Victoria Flores (publicado en edición n° 70 de Periódico El Pueblo, junio 2018)

Según los datos oficiales del viejo Estado, más de 40 mil familias viven en tomas y campamentos en nuestro país, la cifra más alta desde 1985. Sin embargo, recorriendo las comunas, vemos cientos de terrenos que se encuentran desolados, sitios eriazos sin utilizar que son destinados únicamente a multimillonarios proyectos inmobiliarios. En Santiago, pobladores de Maipú y San Bernardo luchan contra la alianza entre el municipio y las inmobiliarias, expresión de clientelismo semifeudal en la ciudad. El Comité Vivienda Digna El Frente Popular (Maipú) y el Campamento Elena Pricinger (San Bernardo) tienen un mismo objetivo: conquistar el derecho a la vivienda y al barrio con organización y lucha, único camino que dignifica.

Comité Vivienda Digna El Frente Popular (Maipú)

Jenny González, representante del Comité, señala que “La muni nos dice que no hay terrenos en Maipú, pero nosotros  empezamos a salir a recorrer, caminando, en bicicleta y nos dimos cuenta que había mucho, pero todos ya tenía dueño. El dueño de este terreno (se refiere al que actualmente ocupan) era un abogado de las empresas Pocuro. Queríamos que nos vendi ra un paño y se negaron. Entonces, empezamos a levantar una lucha con los vecinos que ya teníamos organizados en ese tiempo, a hacer ocupaciones de sus oficinas, a hacer tomas, a hacer protestas hasta que nos sentamos a conversar y accedieron a vendernos el terreno. Después el tema fue el precio del terreno, nos daban un precio sobre las 2 UF por metro cuadrado y con mucha protesta y negociación bajamos el precio a 0,75 UF el metro cuadrado. Esto fue durante 6 meses, con detenciones y con todo lo que conlleva una lucha”.

Campamento Elena Pricinger (San Bernardo)

Por su parte, 80 familias del campamento Elena Pricinger se enfrentaron valientemente con la policía, cuando el 24 de abril fueron desalojados del terreno que se encontraban ocupando hace 3 meses. Hoy se encuentran a la orilla del Camino El Mariscal, luchando por resolver sus necesidades más básicas, tales como agua potable, electricidad y ropa de cama. Ellos se encuentran apostados a la orilla de un terreno enorme que se encuentra desocupado y pertenece a la familia de Pinochet, siendo actualmente administrado por el Ejército de Chile.

El domingo 27 de mayo, representantes del Comité Vivienda Digna El Frente Popular visitaron el Campamento Elena Pricinger, llevando aportes de ropa y agua, pero principalmente compartiendo experiencia de organización y lucha. Ambos comités se definen como independientes de los partidos políticos, desechando con ello el camino electoral, haciendo carne la ley de que “sólo el Pueblo ayuda al Pueblo”.

1 COMENTARIO

  1. Una contradicción poderosa, para que la clase entienda a traves de la resistencia, la importancia adquiriendo conciencia revolucionaria de transformacion social el compromiso de la revolución comunista Liderados por el partido maoísta militarizado desarrollando guerra popular hasta la toma del poder y fin del comunismo.
    El trabajo de liderazgo debe ser en esa línea, lo contrario, seria hacer revisionismo clásicos en propiciar protestas reformistas como ¨ solución ¨al problema de la vivienda pues para el renegrido revisionismo no es aniquilar el actual sistema de vivienda sino de mantenerlo y aprovecharlo de plataforma de ¨lucha¨para sus definidos intereses corrompidos.

    Gloria al todo poderoso pensamiento mGonzalo!.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor