Conmemoración, publicado en edición n° 73 de Periódico El Pueblo (septiembre, 2018).

11 de septiembre de 1973:

Las Fuerzas Armadas nunca han sido neutrales

Por Escuela Popular

Este 11 de septiembre conmemoramos un año más del golpe de Estado fascista contra el gobierno de la Unidad Popular (UP). En esta oportunidad queremos establecer algunos aspectos para aportar al balance histórico de lo que fue la UP y su proyecto, en perspectiva de las luchas del porvenir.

Allende llegó a la presidencia encabezando a la UP con la promesa de llevar a cabo el socialismo en Chile. Años de lucha armada en el mundo para conquistar el poder, derrocar al imperialismo y vencer al fascismo, eran pasados por alto, diciendo que en Chile la revolución se hace con “empanada y vino tinto”. La promesa de un cambio sin vencer a las clases explotadoras buscaba seducir a las masas con obtener una victoria sin arduas luchas.

En esos años, la posibilidad de un golpe de Estado era cosa comentada entre militantes, dirigentes y masas. El problema era que el espíritu de la legalidad burguesa había permeado a todos los partidos de izquierda. Así, aunque todos hablaban de la posibilidad del golpe de Estado, la idea general que rondaba era que, en el peor de los casos, se podría dar un golpe de mano y se cambiaba el gobierno. Sin embargo, nadie pensó en la posibilidad que el golpe fuera tan devastador y que durara tanto. Esta idea de un golpe breve rondaba incluso entre los golpistas como Eduardo Frei Montalva, quien pensaba que al poco tiempo de sacar a la UP los militares le entregarían la presidencia a él.

Movimiento Juvenil Lautaro en protestas realizadas en La Bandera

Los partidos de la UP generaron a tal nivel la ilusión de que las fuerzas armadas eran neutrales y que no iba reprimir al pueblo, que, por ejemplo, un día llegaron al Regimiento Caupolicán de Valdivia –donde entre la oficialidad de militares se concentraban varios cuadros nazis– un grupo de militantes de la JJ. CC., con una boina del Che Guevara, diciendo que querían hacer ahí una premilitar. La respuesta fue su expulsión inmediata del lugar por los propios militares.

Protesta en Villa Francia realizada en 1985

Otra situación que es fundamental para entender esta situación, aunque sea poco mencionada en la historia, es la persecución, cárcel y asesinato que el gobierno de la UP montó contra los militantes de la Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP), contra las jornadas combativas en el campo, contra los obreros que cortaban la calle en los cordones industriales, etc.

Es importante considerar que la represión a los pobres y a las organizaciones que combatían de verdad al fascismo vino antes del golpe de Estado. Las fuerzas armadas no iban a operar de otra manera, independientemente de lo que Allende opinara de ellas.

Es por esto que una vez efectuado el golpe fascista no hubo defensa armada del gobierno de Allende, porque el propio Allende y la UP generaron las condiciones para que el gobierno fuera indefendible. Si bien después en los años 80 hubo protestas y acciones de organizaciones armadas reivindicando la figura de Allende, éstas lo hicieron rescatando su decisión a morir, su ejemplo moral, dejando de lado el fracaso de su proyecto político.

Hoy, a 45 años del golpe de Estado fascista, ya con más lecciones y aprendizajes comprobados en la práctica, las masas populares del campo y la ciudad siguen levantando las banderas de la rebelión y la lucha revolucionaria.

20 años del asesinato de Claudia López

El 11 de septiembre de 1998, en la población La Pincoya, la compañera Claudia López fue baleada por la espalda y asesinada por la policía.

La “chica”, como le decían sus amigos y compañeros, era expresión concreta y palpable de los cientos de jóvenes que siguieron luchando contra el legado pinochetista administrado por la Concertación.

Ya habían sido desbaratados los grupos político-militares que lucharon contra el gobierno fascista de Pinochet, pero las masas siguieron luchando y de hecho, la generación de jóvenes como Claudia López fue la que logró mantener en alto la lucha por la libertad de los presos políticos.

En esos años la juventud popular hacía a mano los volantes y panfletos, con recortes de letras de revista y fotos de los diarios. La propaganda era fotocopiada e iba corriendo de mano en mano entre marchas y tocatas. En esos andares, la protesta callejera de la noche del 11 de septiembre de 1998 se llevó a la compañera Claudia López. Su pérdida caló hondo, porque era una joven como muchos de los que existían en las poblaciones, con su irreverencia y su forma de ser, con virtudes y defectos, pero con lo más importante: con disposición a la lucha contra la injusticia. A 20 años de la caída de la compañera Claudia López, rendimos homenaje a la juventud popular.

1 COMENTARIO

  1. ¨ REPUDIAR LAS CARCELES PARA MIGRANTES¨, ¨…LAS FUERZAS ARMADAS NUNCA HAN SIDO NEUTRALES¨. Dos títulos dos encabezamientos totalmente confusos nada claros como una vision de clase. Repudiamos las carceles para los migrantes y las queremos para los nativos(chilenos)?; los ejércitos, carceles, leyes son las armas supremas de la clase en el poder, jamás los ejércitos son neutrales pues sirven a la burguesía o al proletariado. Son ejércitos totalmente opuestos los ejercitos de la burguesía es para someter a los explotados oprimidos y los ejércitos del proletariado son para someter a la burguesía. Asi que hay mucha urgencia de profundizar en la ciencia del MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO PENSAMIENTO GONZALO para su aplicación en todos los frentes. Asi se evita de confundir a la clase proletaria al pueblo de sus verdaderos interes de clase y LA LUCHA DE CLASES, además, del compromiso histórico de la transformación social con la revolucion comunista maoísta mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor