Los días 5, 6 y 7 de septiembre, se realizó en Angol el juicio contra Luciano Torres Toro, joven mapuche hermano de Silvestre Torres Toro, quien fuera baleado por carabineros en abril del 2017. Con motivo de apoyar y visualizar esta persecución política por parte del Estado contra la familia de Silvestre y Luciano, la Agrupación de Víctimas de Violencia Policial (de la cual la familia de los jóvenes mapuche son parte), cumpliendo los acuerdos tomados tras su reciente encuentro de víctimas, promovió la solidaridad y se hizo presente los días jueves y viernes a las afueras del tribunal.

Importante fue la asistencia de Bernardo Villanueva, padre de Luciano Villanueva (20) quien fuera asesinado en Parral y de Juan Toro “Shakamu”, rapero atropellado por FF.EE. de Carabineros en 2013, quién quedó con múltiples secuelas. Ellos, miembros de la Agrupación de Víctimas, decidieron no sólo moverse por sus propias causas, sino que, avanzando en la idea del necesario apoyo colectivo, se hicieron parte en esta acción.

A esta convocatoria también asistieron familiares de Luciano, abogados democráticos de La Araucanía, los padres del joven Brandon Hernández Huentecol y el Frente de Estudiantes Revolucionario y Popular – FERP, organización parte de la red de apoyo de la Agrupación de Víctimas.

La fiscalía buscaba culpar a Luciano por el uso de armamento de fuego, porte de armamento de fuego y porte de munición, siendo desacreditados los dos primeros cargos. El joven, desde que comenzó la persecución judicial en su contra, ha debido cumplir prisión domiciliaria como medida preventiva, mientras que el carabinero que disparó y golpeó a su hermano Silvestre sigue libre e impune.

La madre de los jóvenes mapuche, Guillermina Toro, se mostró agradecida de los múltiples gestos de solidaridad y también ha emprendido el camino de ayudar a otros que han sufrido violencia policial, participando de las actividades en conmemoración al asesinato de Manuel Gutiérrez realizadas en agosto de este año en Santiago, siendo decisivo el encuentro de víctimas realizado el 25 del mismo mes, donde se resolvió organizar el apoyo colectivo al juicio de Luciano.

La familia de Silvestre y Luciano han sido blanco de permanentes hostigamientos y represión policial en diversos allanamientos a su comunidad ubicada en Ercilla, donde efectivos del GOPE de Carabineros ha ingresado reiteradas veces con armamento de guerra, cumpliendo con las tareas que demanda la actual guerra de baja intensidad contra el pueblo mapuche. Esta humilde acción es una muestra de solidaridad que hará fortalecer la lucha por verdadera justicia y contra la impunidad, así como también de unión entre el pueblo mapuche y chileno.

La lectura del fallo se realizará el día 12 del presente mes. Por tanto, hacemos el llamado a todas las personas democráticas comprometidas con las justas luchas del pueblo a estar atentas a la resolución que tomen los tribunales.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor