Repudiar las cárceles para migrantes

Por Comité de Defensa del Pueblo Hermanos Vergara Toledo

Publicado en Presos Políticos, Periódico El Pueblo n° 73, septiembre de 2018.

Reproducimos un extracto de un documento más extenso que explica las medidas carcelarias del imperialismo, que inspiran la agenda antidelincuencia del gobierno de Piñera, apuntando contra la nacionalidad y no contra el delito. Por ejemplo, en España, los violadores confesos de “La Manada” quedaron libres, mientras que a los migrantes pobres de África se les encarcela.

¿Qué son los CIEs?

Los CIEs son centros de carácter no penitenciario en el que se acoge a los inmigrantes indocumentados durante un período máximo de dos meses, fijado por ley.

En España hay 7 centros esparcidos por la Península. Algunos de ellos están en el centro del debate por las condiciones que ofrecen a los internos y porque en la mayoría de los casos están superpoblados. En julio del 2018, 200 entidades sociales pidieron el cierre del CIE de La Piñeira, Algeciras, porque dicen “vulneraba los derechos humanos”. El recinto es una estructura pensada como recinto penitenciario. De hecho, es una cárcel que había sido cerrada. “Inexistencia de luz natural en las celdas, patios claustrofóbicos, no existe un cierre automático de las puertas y se siguen utilizando candados”, relataba entonces Margarita Martínez, portavoz de las entidades sociales, las condiciones del centro. En octubre, 47 internos se escaparon del CIE de Aluche, Madrid, tras reventar las puertas en una avalancha. En una carta al juez, los internos advirtieron que vivían “un infierno”. “¿Qué pasa con nuestro respeto, nuestros derechos y nuestra dignidad?”, escribían. Martínez defiende que los inmigrantes no deberían permanecer internos en las CIEs. “Incidimos en que no se les quite la libertad simplemente por no tener documentación”, indica. Esta es una reclamación de la que se hacían eco también varios colectivos antirracistas que se manifestaron en Madrid el pasado 11 de noviembre,, pidiendo el cierre de estos centros de internamiento. “Ni CIEs, ni rejas, ni presos, ni presas”, se leía en una de sus pancartas. En el último año se registra un aumento en el número de llegadas de inmigrantes en patera (balsas) en el sur de España, con cifras que rondan las 15 mil personas en Andalucía.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor